A propósito de Nike y el Barça

Sin título

25 de mayo de 2010 (19:24 CET)

Hay que ver el dinero que mueve el fútbol. Nos contaba Xavier Berneda, uno de los propietarios de Munich, la marca de zapatillas deportivas, que su tienda en L’Illa de Barcelona había facturado un 20% más el día de la final de la Copa del Rey entre el Sevilla y el Atlético de Madrid que se jugó en el Camp Nou, sólo gracias al tránsito de aficionados por la ciudad. Claro que a veces no se acierta. Según nos explicó otra persona, Nike tenía máquinas preparados en diversos países del Magreb para fabricar en unas horas 70.000 camisetas del Barça con un lema alusivo a su participación en la final de la Champions si eliminaba al Inter. No pudo ser y se perdió un bonito negocio. Calculen ustedes: esas camisetas costaban puestas en las diferentes “botigas” a 8 € y se venden a 52. No superar al Inter volatilizó algo más de 3 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad