El más duro con Cebrián: su hijo

stop

12 de febrero de 2013 (19:26 CET)

¿Quién se atreve a tildar de falaz y demagogo a Juan Luis Cebrián? Su propio hijo. El presidente ejecutivo de Prisa ha protagonizado un encuentro con empresarios en el Círculo Ecuestre con el objetivo de analizar el futuro de los medios de comunicación. Ante un auditorio bastante amable, con muchas caras para él amigas, Cebrián ha realizado su propio análisis de la crisis de las instituciones y los valores tradicionales de la democracia, en el que el directivo enmarca los problemas de la prensa.

Pero en el turno de preguntas se ha encontrado ante un comensal que ha disparado con bala. Le ha acusado de demagogo por afirmar que Europa se ha puesto de acuerdo para obtener casi 600.000 millones de euros para salvar el sistema bancario pero no ha encontrado ni siquiera 100.000 millones para políticas contra el paro. Asimismo, aseguraba que en su análisis de la situación había falacias.

La sorpresa ha sido tal que Cebrián casi tira el atril. Pero quien se ha quedado con la boca abierta al final han sido el resto de participantes en el encuentro: “En un ejercicio de sinceridad, tengo que reconocer que él es mi hijo, y trabaja en La Caixa”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad