El Príncipe triunfa en BCN gracias a la natación

stop

30 de julio de 2013 (12:40 CET)

Pese a los pitidos al himno y la gestualidad de algunos miembros del Govern en la inauguración de los Mundiales de Natación que se celebran en Barcelona, la Federación Internacional de Natación (FINA) ha conseguido que el agua vuelva a la piscina... La noche del sábado organizó una cena de gala en el MNAC que contó con un millar de invitados por la organización. La presidencia le correspondió al príncipe Felipe, que participó sin su esposa Letizia.

Entre los asistentes se encontraban el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal; el presidente del Comité Olímpico Español y responsable de la candidatura olímpica Madrid 2020, Alejandro Blanco, y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias. En nombre del Govern de la Generalitat participó el consejero de Sanidad, Boi Ruiz, y el secretario de Deportes, Ivan Tibau, uno de los dirigentes que expresó su disconformidad con el himno y el abanderado español el día de la inauguración.

Pero en esta ocasión, en la que no había proyección pública del acto, la presencia del Príncipe triunfó. Todo el salón se puso en pie y prorrumpió en una cerrada ovación al heredero de la corona. Tras la cena, Felipe de Borbón departió durante largo rato con muchos asistentes, fuera de protocolo y sin ningún tipo de tensión.

Sólo el alcalde de Barcelona esperó a que acabase con los saludos y charlas para acompañarle hasta su coche. El resto de altos cargos prefirió no esperar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad