El Rebujito, un rincón de Andalucía

stop

Rita Bonnat, 3 93 430 10 45 www.elrebujitodemoran.com

12 de agosto de 2011 (13:22 CET)

Desde que abrió sus puertas, hace ya más de cinco años, este local no ha dejado de estar de moda. Ha conseguido una combinación de cocina andaluza y gallega de calidad que le da una personalidad propia apreciada por una clientela bastante habitual. Todo el mundo en Barcelona ha pasado por El Rebujito de Morán, desde actores a escritores, pasando por políticos y deportistas. El último día que estuve me encontré con Víctor Valdés, el portero del Barça que se reponía de una baja. Es muy frecuente la presencia de periodistas, sobre todo de la redacción de La Vanguardia, que está cerca. Y directivos de empresas importantes, en especial de las que tienen sede por la zona, como es el caso de la mayor parte de los grandes bufetes y de las consultoras, que están en la Diagonal. Hay que precisar que además del buen nivel gastronómico de este restaurante marisquería, su propietario, Morán, es un gran relaciones públicas.


Lo primero que sorprende al comensal que se estrena en el Rebujito es la forma en que sirve el albariño de la casa, en una tetera metálica, que reposa y se enfría en una cubitera. La relación de vinos es amplia y de nivel, sobre todo en gallegos, mucho más presentes que los andaluces. Y en la carta aparecen productos no muy frecuentes en Barcelona, como las tortitas de camarones, las gambas de Huelva, las ortiguillas o el cazón en adobo, por lo que hace a su vocación andaluza, junto a las ostras –presume de ofrecer las más grandes de la ciudad-, centollos y las almejas, además de la ternera en su vertiente gallega. En general, es una cocina más basada en la calidad del producto que en su elaboración.
 
El local está decorado con aires andaluces y reparte el comedor en distintos niveles, con espacios separados que permiten comidas de grupos en salones casi privados. Ideal para darse un homenaje.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad