El Volkswagen ID.3 Pro y el Hyundai Nexo lideran el Green NCAP, el ranking que evalúa el impacto ambiental de los vehículos

Green NCAP es una iniciativa impulsada por una veintena de entidades europeas, públicas y privadas, para promover el uso de coches más limpios

Volkswagen ID.3

El RACC ha presentado los primeros resultados de las pruebas de sostenibilidad de Green NCAP del 2021, el programa europeo de evaluación de vehículos que mide el impacto ambiental de los automóviles.

El consorcio europeo Green NCAP tiene el objetivo promover el uso de coches más limpios proporcionando a los usuarios información independiente y rigurosa e incentivando a los fabricantes.

En su primera hola de 2021 se han puesto a prueba 25 vehículos con evaluaciones tanto en laboratorio como en condiciones de circulación real. Por primera vez, se han analizado vehículos eléctricos híbridos enchufables.

Evaluación de vehículos eléctricos, híbridos, térmicos y de hidrógeno

De los 25 vehículos analizados este año, los mejor puntuados han sido el Volkswagen ID.3 Pro eléctrico y el Hyundai Nexo; este último propulsado por hidrógeno, el primer vehículo de este tipo analizado por Green NCAP.

Los dos vehículos han recibido cinco estrellas, el máximo posible y calificaciones máximas en dos de los tres parámetros evaluados: emisiones sobre la calidad del aire y emisiones de gases de efecto invernadero.

En tercera posición se sitúa el Toyota Prius 1.8 que tiene un motor eléctrico híbrido enchufable (PHEV) y ha conseguido 4 estrellas de cinco posibles.

La lista de coches testados también incluye 19 vehículos con motor de combustión. Para algunos de estos vehículos analizados, tanto de gasolina como diésel, “es difícil encontrar el equilibrio para cumplir con los objetivos de eficiencia energética y emisiones”, dicen desde el RACC.

Aun así, el Skoda Fabia 1.0 TSI y el Volkswagen Golf 1.5 TSI logran los niveles mínimos que exige Green NCAP en las pruebas. “El tipo de combustible no es un factor determinante para la obtención de estrellas”, explican desde el RACC.

Sin embargo añaden que, según los resultados de este estudio y de los anteriores, se puede concluir que “los coches eléctricos son la opción más sostenible para los usuarios” de todas las que hay disponibles en el mercado.