Gabriela Palatchi: “Mi padre no es sólo un business man en Pronovias”

stop

La hija mayor del dueño de la firma nupcial lleva algo más de un año en la empresa familiar

Gabriela Palatchi / ED

09 de octubre de 2014 (00:33 CET)

Pronovias ha dado paso a la tercera generación de la familia Palatchi. Con la entrada de la hija mayor del actual presidente, Gabriela, hace algo más de un año y la incorporación el pasado septiembre de su único descendiente varón, Alberto, la empresa inicia un relevo generacional, aunque poco a poco.

Gabriela, a punto de cumplir 24 años, es una enamorada de la moda, sobre todo nupcial. Tras dedicar varios veranos de su adolescencia como dependienta en algunas tiendas del grupo, ha aterrizado en el departamento de producto en el que se siente muy a gusto. Es la Product Manager de un equipo de 60 personas, aunque no se siente por encima de nadie. “Soy una más dentro de la empresa”, remarca.

Larga vida al actual presidente

Encantada de trabajar en la empresa familiar no repara en halagos hacia su padre. “Estoy orgullosa de lo que ha conseguido mi padre. No es sólo un business man en la empresa y estoy aprendiendo mucho de él”, ha explicado la joven a Economía Digital.

Gabriela asegura que su padre está pendiente de los procesos de producción y supervisa el trabajo de todas las áreas hasta que el producto llega a las tiendas. De modo que el relevo real a los más jóvenes de la casa tardará un poco en llegar. A sus 65 años, Palatchi seguirá, de momento, al mando de la firma.

Empezar por las ventas

La hija mayor, sin embargo, ofrece cierta frescura a la empresa por su juventud y espera que con la tercera generación se cumplan 50 años más en Pronovias. Le encanta vender, como ella misma confiesa. “Me gusta hablar con las novias y ayudarles a conocer la colección para obtener un feed back. Hay que empezar vendiendo porque para mí eso es empezar desde arriba, donde está el negocio”, subraya.

Gabriela viaja constantemente para asistir a desfiles, ver nuevas tiendas y conocer más a fondo el sector y el funcionamiento de la firma. Asegura que Pronovias es conocida internacionalmente. “Es una opción en todo el mundo. Somos líderes mundiales en el sector nupcial. La mayoría de las novias pasan por una tienda Pronovias en todo el mundo”, señala orgullosa. La compañía cuenta con más de 4.000 puntos de venta.

Dos hermanos dentro de la empresa

Entre los primeros logros de Gabriela tras aterrizar en la empresa familiar destacan los separates, los vestidos de novia de dos piezas que se pueden combinar entre sí. “ Costó incorporar esta tendencia, pero mi padre al final siempre apuesta por lo que decide la mayoría. Es un trabajo de equipo”, señala la primogénita de Palatchi.

Gabriela es la mayor de los tres hijos del dueño de Pronovias. La más pequeña, Marta, a sus 19 años todavía está centrada en sus estudios de Administración y Dirección de Empresas en Esade. Mientras, Alberto ya ha metido la cabeza en la empresa en el área de ventas, con apenas 22 años. “Nos haría mucha ilusión que Marta siguiera en Pronovias con nosotros”, añade.

Sobre la pérdida de Manuel Mota como diseñador principal de la casa, Gabriela --sin nombrar a nadie-- asegura que no hace falta tener un nombre que destaque en el área de diseño y que actualmente hay seis diseñadores en la firma que conocen bien la empresa. “Hay gente que trabaja más de 40 años. Todas las decisiones se toman en grupo”, concluye.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad