¿Generosidad de Muriel Casals o la tarjeta de Òmnium Cultural?

stop

28 de octubre de 2013 (13:31 CET)

La presidenta de la entidad nacionalista Òmnium Cultural, Muriel Casals, es amante de la buena mesa. Podemos dar fe de ello. Los periodistas de este medio han visto a la economista barcelonesa en varios restaurantes de la ciudad en los que se cultiva el buen yantar.

Pero, además, en esos encuentros se ha podido observar que Casals es una mujer generosa, pues en todos los casos, acompañada siempre por tres o cuatro comensales diferentes, es ella quien atiende la cuenta del ágape. Sea ella directamente quien realiza el pago o sea mediante una tarjeta de crédito de Òmnium Cultural, en cualquiera de los casos la nota no es la de un menú económico.

En una de las ocasiones, acompañada de su vicepresidente primero, Vicent Sanchis, atendió el pago en un restaurante concurrido de la calle Enric Granados. A finales de la semana pasada volvió a repetir el generoso gesto en un clásico de la cocina barcelonesa situado en la calle Bergara, en esta ocasión acompañada del ecólogo Ramon Folch.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad