Inhabilitado 15 años el Ruiz-Mateos que gestiona Marqués de Campo Nuble

en Barcelona, 11 de marzo de 2015 (02:00 CET)

El juzgado de primera instancia de Logroño ha calificado como culpable el concurso de acreedores de la bodega Marqués de Campo Nuble, perteneciente al enjambre empresarial de Nueva Rumasa. El juzgado inhabilita a Álvaro Ruiz-Mateos Rivero, hijo pequeño del patriarca José María Ruiz-Mateos, por un periodo de 15 años. Paralelamente, se ha archivado el concurso, por inexistencia de activos.

Marqués de Campo Nuble entró en situación de insolvencia en 2011. Posteriormente, un grupo inversor se hizo con todos los activos, valorados en 13 millones de euros, y los traspasó a la sociedad Nubori. Ésta comercializa medio millón de botellas al año con las marcas Campo Burgo, Marqués de Campo Nuble y la nueva línea Nubori.

Álvaro Ruiz-Mateos y su hermano Javier ingresaron a finales de enero en prisión para cumplir una pena de dos años y nueve meses por un delito contra la Hacienda Pública y otro de alzamiento de bienes. Asimismo, se les condenó a una multa de 1,8 millones de euros por no pagar el IVA en la venta de un hotel, cuyo importe fue desviado a una cuenta corriente en Suiza.

Otros dos hijos, Pablo y Alfonso, podrían ir también a la cárcel, por otro motivo. En este caso, la Agencia Tributaria se negó a cambiar la pena de prisión –derivada de otro delito fiscal– por trabajos comunitarios. Los distintos miembros de la familia Ruiz-Mateos Rivero acumulan medio centenar de procesos judiciales en los que se les acusa de una ristra de delitos.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad