La ruta del bacalao por 40 restaurantes y 12 tiendas barceloneses

stop

PROMOCIÓN DE UN ALIMENTO TRADICIONAL

Bacalao del restaurante Windsor

en Barcelona, 10 de febrero de 2015 (11:45 CET)

La Cuaresma es una buena oportunidad, quizá la mejor del año, para promocionar el bacalao, un alimento especialmente consumido durante este periodo de abstinencia cristiana como alternativa a la carne. Por eso, el Gremio de Bacaladeros de Cataluña e Inedit Damm han editado la ruta del bacalao por tercer año consecutivo.

Una cuarentena de restaurantes y una docena de tiendas especializadas barcelonesas han montado un itinerario para degustar especialidades en base a este pescado.

Los 25 restaurantes han preparado menús gastronómicos maridados con Inedit de 75 cl. y a precios que oscilan entre los 22 y los 50 euros. Otros 15 locales ofrecerán platillos a precios de entre 3,5 y 15 euros, que incluyen una Inedit de nuevo formato de 33 cl.

Platos clásicos y nuevos

La ruta se mantendrá entre el 12 de febrero y el 8 de marzo, coincidiendo con los primeros días de la Cuaresma, y ha fomentado la generación de nuevos platos elaborados en torno al bacalao, una especialidad muy tradicional en la restauración española.

Este pescado, conocido a partir de la Edad Media después de que los barcos vascos lo capturaran en los mares del norte de Europa, se ha secado y conservado tradicionalmente en salazón, un método que le permite mantener todas sus propiedades alimenticias tras el desalado y la rehidratación.

Maridaje ideal

La cerveza Inedit es un buen acompañante del bacalao por su cremosidad y densidad. Su aroma cítrico y algo especiado, sobre todo si se sirve a una temperatura no demasiado fría --entre 5 y 7 grados--, envuelve y marida perfectamente un alimento tan untuoso como este pescado, sea cual sea su forma de elaboración.

Entre los restaurantes que participan en la muestra culinaria figuran algunos tan populares como el Bilbao, que ha preparado un menú por 30 euros que se compone de cóctel de bienvenida, ensalada de langostinos, lomo de bacalao con salsa de marisco y alioli gratinado más el helado de la casa y la Inedit.
Croquetas

También se han sumado otros más selectos, como el Windsor. Por 50 euros, este restaurante propone una tapa de bacalao ahumado con puré fino de patata y pimiento ahumado. Un canelón ligero de cochinillo confitado sobre fondant de parmesano y jugo de rustido. Bacalao confitado e inspirado en el xató de Sitges. Y para acabar un digestivo de crema de la pasión con helado de coco, granizado de menta y chocolate negro. Más la cerveza.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad