Las verdaderas razones del viaje de Mas a Brasil

stop

12 de julio de 2013 (11:29 CET)

Ni internacionalizar Catalunya, ni cabecear los centros del periodista Jordi Barbeta en el estadio de Maracaná. Los motivos profundos del desplazamiento del presidente de la Generalitat, Artur Mas, a Sao Paulo eran bastante más prosaicos de lo que ha dejado traslucir la prensa que acompañó al político en su desplazamiento. Lo que Mas perseguía era paz, no una cualquiera, sino la de los accionistas brasileños del consorcio que con Acciona son los nuevos propietarios provisionales de Aigües Ter Llobregat (ATLL).

La visita a los responsables del banco BTG Pactual tenía por objeto tranquilizar a sus responsables, que han visto como una de sus dos inversiones en Catalunya está inmersa en un contencioso con visos de no resultar favorable para sus intereses. El banco ha recibido incluso una nota de su auditor por la posibilidad de que la justicia revierta ese concurso público.

BTG Pactual, que también ha participado en la privatización de los túneles catalanes junto a Abertis, se había intranquilizado por la marcha de los acontecimientos. “No dejaremos a nadie en la estacada”, dijo Mas en Sao Paulo. Eso y la carta que dice tener el presidente de Acciona de garantías constituyen las certidumbre que Mas intenta trasladar a quienes son ahora los responsables del suministro de agua en Catalunya.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad