Los refinados gustos del concejal Joan Laporta

stop

17 de febrero de 2014 (12:30 CET)

No pierde la oportunidad de dar pábulo a la leyenda urbana que sus correrías festivas están tejiendo. Joan Laporta Estruch, ex presidente del Fútbol Club Barcelona y actual concejal en el consistorio de la Ciudad Condal, mantiene su interés por la buena mesa, el champán francés y las mujeres hermosas, jóvenes casi todas ellas.

El hombre que peleó con el hoy dimitido Sandro Rosell durante años, todavía gusta de algunos de los restaurantes más selectos de la Barcelona divina. En la zona alta, el concejal cena a menudo con una joven acompañante, no más de 25 años, en actitud del todo amorosa. Solicita una mesa en la terraza climatizada y en un lugar que le distancie del resto de comensales, lógicamente observadores del popular personaje.

Lo que no falta en su mesa es el champán francés, además de los constantes juegos de manos que muestran una actitud especialmente tierna y enamoradiza de Laporta con su rubia acompañante.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad