Montesa Honda España, de gigante a pigmeo

14 de enero de 2015 (00:00 CET)

Se ha reducido a la mínima expresión el tamaño de Montesa Honda España, de Santa Perpètua de Mogoda, perteneciente al grupo japonés Honda. Una serie de profundos cambios articulados a escala europea por Honda, culminaron para la filial española con la transferencia en bloque de su patrimonio y su actividad de venta de motos, a una sociedad italiana del grupo titulada Honda Italia Milano.

De esta forma, Montesa Honda retiene sólo el negocio de fabricación de motocicletas de trial, así como la inyección de plásticos y la pintura de diversos componentes producidos en otras plantas europeas del grupo. A su vez, la sociedad italiana beneficiaria de la escisión, se fusionó con otra compañía de Honda ubicada en Reino Unido, que actuará de matriz de Montesa Honda España.

Las magnitudes económicas de la subsidiaria española en el ejercicio 2014 ya reflejan su radical mutación, con unas ventas de sólo 15,3 millones de euros y un resultado neto negativo de 610.000 euros.

Empero, la foto que muestra la actual Montesa Honda España está desenfocada y no recoge la espectacular caída de ventas que ha vivido durante el actual ciclo de crisis. En 2013, último ejercicio previo a la amputación de su principal actividad, el giro se había cifrado en 64,7 millones y el resultado, en una pérdida de 900.000 euros. La cifra de negocio acumulaba, así, siete años consecutivos de descenso, desde la cota máxima de 371 millones alcanzada en 2007.

Las variaciones societarias habidas en el grupo Honda siguen la estela de otras similares abordadas por las transnacionales niponas actuantes en España. Desde el inicio de la depresión, la mayoría de ellas cerraron sus filiales ibéricas y las degradaron a meras sucursales dependientes de otras subsidiarias europeas de las respectivas matrices.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad