Solchaga se reconcilia con Casasnovas y los dos reconocen errores

stop

14 de febrero de 2014 (20:27 CET)

En una comida las cosas siempre adquieren una nueva perspectiva. El ex ministro Carlos Solchaga, y el economista Guillem López-Casasnovas se las tuvieron este jueves en un debate cuyo objetivo era acercar posiciones y dialogar sobre la relación entre Catalunya y España. Pero acabó siendo un choque entre dos visiones muy distintas.

En la comida posterior, con el periodista Miguel Angel Aguilar, presidente de la Fundación Diario Madrid, con la que quiere establecer un puente de diálogo, y otros comensales –intelectuales y políticos catalanes-- se reconocieron errores mutuos.

Enfrentamiento franco

Solchaga, que se enzarzó con Casasnovas por el cálculo del IVA en los flujos entre las comunidades y la administración central, (“Yo te digo que se hace así—que, no, que se hace de esta otra manera”) aceptó su error en beneficio del economista de la Pompeu Fabra. Y Casasnovas admitió que un informe que atribuyó a Faes no era tal. El caso es que los dos buscaron vías de encuentro, como la solución necesaria del déficit fiscal catalán, o buscar una alternativa para que se haga correctamente el cálculo del cupo vasco y navarro.

Casasnovas apreció de Solchaga su actitud de ir siempre de frente. Y Solchaga que Casasnovas no bajara la cabeza. El enfrentamiento franco, intercambiando posiciones, con convicción, es el mejor regalo para poderse entender después. Y más si quien reclama esa actitud es un navarro orgulloso de su tierra.

Nótese también los políticos que asistieron al debate que se celebró en el Col·legi de Periodistes. Socialistas: Josep Maria Sala y Celestino Corbacho, y Jordi Casas, ex delegado de la Generalitat en Madrid, de Unió Democràtica, y distanciado con el proyecto soberanista del Govern de Artur Mas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad