Cartel de un piso en alquiler | EFE

Las viviendas turísticas hacen tambalear los precios de los alquileres

stop

Los precios de los alquileres se han encarecido un 50% en los últimos cinco años

Madrid, 01 de agosto de 2019 (16:17 CET)

El Banco de España ha lanzado una advertencia sobre los alquileres de uso vacacional. La aparición de nuevas formas de alquilar viviendas con un fin turístico podría competir con la oferta de alquiler residencial en grandes ciudades, lo que provocaría un incremento de los precios. 

Así lo ha constatado el organismo supervisor en su artículo analítico sobre la "Evolución reciente del mercado del alquiler de vivienda en España", publicado este jueves, en el que asegura que la aparición de nuevas formas de alquiler vacacional en algunas de las grandes ciudades españolas, especialmente concentradas en los barrios céntricos, podría competir con la oferta de alquiler residencial.

"En caso de concentrarse en un área específica, el desplazamiento a la actividad turística de un porcentaje significativo de viviendas potencialmente destinadas al alquiler podría generar un incremento de los precios del alquiler residencial", alerta, aunque matiza que la evidencia no es concluyente por la "escasa y poco fiable" información.

La información disponible en los portales de alquiler turístico, como Airbnb, muestra una elevada concentración de la oferta de alquiler vacacional en las grandes ciudades, y en particular un mayor peso relativo de este respecto al alquiler residencial en sus distritos históricos, como el distrito Centro de Madrid y el Eixample en Barcelona.

Según los portales inmobiliarios, estos distritos han experimentado notables crecimientos acumulados de los precios de oferta del alquiler residencial durante ese período, pero el organismo regulador insiste en que "no puede inferirse de esta correlación una relación causal, con incidencia generalizada, entre los precios del alquiler residencial y la oferta del alquiler vacacional para el conjunto de la economía".

Los precios se disparan tras la crisis

En un contexto en el que la econmía sigue recuperándose de una de las mayores crisis de las últimas décadas, el precio de los alquileres se ha disparado  El informe del Banco de España avisa de que el precio de los pisos del alquiler residencial en España ha crecido un 50% desde el último trimestre de 2013, hasta mayo de 2019.

Este incremento se produjo de forma desigual en España, ya que las capitales de provincia aumentaron de media entre 2013 y 2019 un 40%, mientras que otras poblaciones registraron en el mismo periodo de tiempo un crecimiento del 10%. Concretamente, se ha observado que los precios se han disparado sobre todo en las grandes ciudades (Barcelona, Madrid o Valencia) y en aquellas concentración turística (Málaga, Palma, Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife), mientras que los crecimientos más moderados se sitúan en ciudades del interior de España.

No obstante, el informe ha constatado una ralentización de los precios en Barcelona y Madrid y en el caso de la capital catalana, el Banco de España, ha señalado que existe una desaceleración del precio del alquiler e incluso se puede hablar de estancamiento.

La inestabilidad laboral, una de las claves del alquiler

La dificultad de los colectivos con menor renta para incrementar sus ingresos por la aún elevada incidencia del desempleo, la escasa duración de los nuevos contratos laborales o la mayor relevancia de la jornada reducida habrían aumentado la demanda de alquiler residencial, especialmente entre los hogares jóvenes.

El colectivo más ligado al alquiler son los jóvenes, aunque también es especialmente notable el peso de los extranjeros, con un 58,9% de europeos y un 77,3% de otras nacionalidades viviendo en casas de terceros.

Hemeroteca

Banco de España
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad