El Euribor logra mantenerse en mínimos. Fuente: Pixabay

El euríbor se ajusta y vuelve a abaratar las hipotecas

stop

El Banco de España confirma que el indicador cerró septiembre en el -0,339%, cerca del mínimo histórico alcanzado en agosto (-0,356%)

Madrid, 01 de octubre de 2019 (16:56 CET)

El índice de referencia para las hipotecas de tipo variable, el euríbor, vuelve a cerrar otro mes marcando mínimos, aunque esta vez no ha conseguido lograr nuevo récord, como ocurrió en agosto. El indicador ha subido hasta el -0,339% en septiembre respecto al -0,356% registrado el mes anterior, con lo que rompe la tendencia bajista de los últimos seis meses.

No obstante, esta subida no encarecerá las cuotas de las hipotecas, ya que el euríbor de septiembre de 2018 era superior al de este año, del -0,166%.

Esto supone que para las hipotecas de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de euríbor +1% a las que les toque revisión experimentarán un abaratamiento de unos 110,04 euros en su cuota anual respecto al mismo mes del año pasado o, lo que es lo mismo, de 9,17 euros al mes.

Tomando como referencia los doce últimos meses, el indicador, el que más se utiliza en España para calcular las cuotas de las hipotecas, ha registrado un descenso de -0,173 puntos.

El impacto del BCE en el comportamiento del índice 

El Banco de España ha confirmado este martes el repunte del euríbor en tasa mensual, que se produce después del alza registrada por el indicador tras la reunión de tipos del Banco Central Europeo (BCE) del pasado 12 de septiembre.

Ese día, la entidad anunció un nuevo paquete de medidas para estimular la economía, entre ellas un recorte de la tasa de los depósitos bancarios (facilidad marginal de depósito) de 10 puntos, hasta el -0,50%. También aprobó un nuevo programa de compra de deuda de la zona del euro, por 20.000 millones de euros mensuales, desde el 1 de noviembre, y mantuvo los tipos de interés en el 0%.

Algunos analistas interpretaron esta subida como un mero ajuste del indicador, mientras que otros creen que se ha visto beneficiado por la medida compensatoria de no cobrar a los bancos y entidades de crédito por el exceso de fondos, respecto a las reservas mínimas obligatorias, que mantengan en las cuentas de sus bancos centrales nacionales.

El impacto del BCE en el indicador se debe a que su cálculo se realiza en base a principales entidades de la zona del euro y consiste en el tipo de interés medio de contado que ofrecen las entidades para las operaciones de depósito de euros a plazo de un año.

La tendencia seguirá igual (al menos a corto plazo)

La tendencia, al menos a corto plazo, seguirá el mismo camino. Junto al anuncio de las nuevas medidas de estímulo del BCE,  Mario Draghi, también lanzó el mensaje de que los tipos se mantendrán en negativo mientras que las sombras económicas de desaceleración e incertudumbre persistan, lo que se traduce en un "regalo" de despedida de Draghi para los hipotecados que tengan su vivienda referenciada al euríbor.

No hay que olvidar, no obstante, que se pretende abordar una reforma del indicador. La revisión, aplazada hasta 2021, no implica que un índice nuevo sustituya al actual, sino que se aplique una metodología nueva, una modificación que se cree que repercutirá en las hipotecas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad