El proyecto de la operación Mahou-Calderón, en su recta final

La operación Mahou-Calderón, sin rascacielos y con 1.300 pisos

stop

El proyecto pactado entre el Ayuntamiento, el Atlético y la cervecera Mahou-San Miguel facilita la promoción de 150 viviendas protegidas

Madrid, 05 de julio de 2016 (09:48 CET)

El acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de Madrid con los propietarios del suelo de la operación Mahou-Calderón (el Atlético de Madrid y la cervecera Mahou-San Miguel) ha puesto fin a un reguero de proyectos y litigios desde que hace siete años se pusiera sobre la mesa el primer boceto de esta actuación.

Al final, serán unas 1.300 viviendas las que se harán, acogiéndose el 10% a algún tipo de protección, tras reducirse la edificabilidad, de los iniciales 175.000 metros cuadrados a 147.000. De esta superficie, 129.000 se destinarán a viviendas.

Ocho plantas, altura máxima

Otro cambio sustancial será la eliminación de las dos torres de más de 30 plantas proyectadas. Ahora, los inmuebles no podrán superar las doce alturas, de manera que tendrán una altura media de ocho pisos en lugar de 20, y las manzanas serán de un tamaño más reducido.

En cuanto a las zonas verdes, estas áreas se incrementan de los 54.600 metros cuadrados del plan anterior a los 79.900 actuales.

Suelo para equipamientos

La superficie de suelo para equipamientos pasa de 10.000 metros cuadrados a 12.800. Se pone más suelo a disposición de la Comunidad de Madrid para ampliar el CEIP Tomás Bretón y el IES Gran Capitán y una parcela para dotaciones municipales, que se definirá con la participación de los vecinos del barrio.

A nivel de infraestructuras, la intervención más importante pasa por actuar sobre la M-30. Finalmente, la vía de circunvalación no se soterrará, como estaba previsto, si no que se cubrirá. Estas obras, con un coste de entre 50 y 60 millones de euros, serán financiadas íntegramente por el Ayuntamiento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad