Tarragona y Barcelona acusan una caída en la venta de pisos por la "situación política".

Vasos comunicantes: más 'procés', menos ventas de pisos

stop

La Asociación de Promotores y Constructores de Edificios de Catalunya expresa inquietud por el desplazamiento de las ventas

Barcelona, 15 de septiembre de 2018 (13:36 CET)

Las ventas de ciertos tipos de residencias en la costa de Tarragona y en algunos barrios de Barcelona están descendiendo, y los promotores y constructores tienen constancia de que la principal causa de estos movimientos es el clima político en Cataluña ante la debacle independentista.

La Asociación de Promotores y Constructores de Edificios de Catalunya (APCE) advierte de que la situación política en Cataluña está mermando la venta de pisos en dos de los grandes centros inmobiliarios de la comunidad autónoma.

Lluís Marsà, presidente de APCE, asegura que "algún asociado" ha manifestado una "inquietud" al detectar un "desplazamiento" de ventas de segundas residencias en la costa de Tarragona hacia la provincia de Castellón por parte del "mercado aragonés y del navarro, en menor medida".

Los promotores y constructores señalan a "la situación política" 

La "situación política" es la "única explicación", afirma Marsà, que no cree que la situación tenga algo que ver con los precios de las viviendas. Especialmente, la APCE saca conclusiones porque han notado movimientos parecidos también en Barcelona.

Marsà explica que en Barcelona han notado "desde el pasado 1 de octubre" un descenso en las ventas de pisos de lujo dirigidos a extranjeros. Y esta caída en las ventas en este segmento específico también se explica por "la situación política".

No obstante, la asociación también entiende que tanto una como otra tipología de vivienda afectadas por el clima político suponen una parte "muy pequeña" del total de las ventas de pisos nuevos en Cataluña, según manifestó este sábado en una entrevista de la agencia Efe.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad