Ada Colau se lanza en tromba para parar las privatizaciones en Barcelona

stop

ELECCIONES MUNICIPALES

Manel Manchón

Ada Colau y Gerardo Pisarello, teniente accidental de Barcelona, que presenta este lunes La España de las ciudades, de Martí Font.
Ada Colau y Gerardo Pisarello, teniente accidental de Barcelona, que presenta este lunes La España de las ciudades, de Martí Font.

Barcelona, 18 de febrero de 2015 (20:10 CET)

Ada Colau ha comenzado a actuar. Es la alcaldable de la candidatura Barcelona en Comú, el proyecto político que ha resultado de la confluencia entre ICV-EUiA, Podemos y Procés Constituent. Y entre las primeras medidas que quiere impulsar Colau figura la "paralización o revisión de proyectos privados de negocios socialmente innecesarios".

Entre ellos, se señala el Sagrera Kids, o la pista de esquí de la Zona Franca. También se propone "aplicar de forma inmediata una moratoria en la apertura de hoteles o apartamentos de uso turístico", y entre esos proyectos se cita el Deutsche Bank, o los previstos en los planes de uso de Ciutat Vella, Gràcia y Poble Sec.

En contra de ampliar La Maquinista

Colau advierte de que Barcelona en Comú buscará los recursos necesarios para atender "las necesidades reales de la ciudadanía". Y eso pasa por replantear determinadas inversiones y proyectos ya realizados por el actual equipo de gobierno de CiU, que dirige el alcalde Xavier Trias, pero también por reorientar los proyectos que puso en marcha el gobierno socialista, que gobernó con ICV-EUiA, una fuerza que forma parte ahora de la candidatura de Colau.

En el primer programa de Barcelona en Comú –el nuevo nombre de Guanyem-- se plantea revisar los procesos de ampliación de grandes superficies comerciales, como La Maquinista, o Heron City; o "investigar" las condiciones "de concesiones cuestionables como la de Marina de Luxe del Port Vell o la T-Mobilitat".

Auditoría a Fira de Barcelona

En ese mismo sentido se incluye el replanteamiento de privatizaciones o externalizaciones como el de las guarderías Caspolino; Jaén y Patufets; la red de aparcamientos o las "privatizaciones que se están produciendo en el Instituto de Parques y Jardines".

Colau y Pisarello han advertido de que la pretensión es realizar "una auditoría a los principales entes de promoción económica y social de Barcelona". Y en este apartado se señala a Fira de Barcelona o el Consorcio de la Zona Franca, con el objeto de "revisar la aportación económica del Ayuntamiento y reforzando el papel de las entidades sociales y de los intereses público-cooperativos".

Tampoco se queda fuera del progama de Barcelona en Comú "revisar las subvenciones innecesarias en un contexto de emergencia social, como los 16 millones de euros otorgados al Circuit de Montmeló".

Gestión "opaca" del Ayuntamiento de Trias

El proyecto que encabeza Ada Colau no pretende una gestión diferente del Ayuntamiento, "sino un cambio claro a favor de la ciudadanía", según Colau.

"Muchos de los proyectos impulsados por el Govern de CiU han supuesto un mal uso del dinero público, porque no reportan ningún beneficio real para los intereses comunitarios, y se han llevado a cabo de forma opaca, sin un debate profundo y de espaldas a las demandas de los barrios", se se señala en el primer documento programático de la candidatura de Colau.

Una media de 15 deshaucios diarios

Respecto a los desahucios, la lucha en la que se ha enfrascado Colau en los últimos años como miembro y portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Barcelona en Comú plantea impulsar la cesión al Ayuntamiento de pisos vacíos para fortalecer el parque de alquiler social existente.

Y pretende crear una comisión de estudio para explorar la posibilidad de declarar "toda Barcelona como zona de tanteo y retracto con la finalidad de que el Ayuntamiento tenga prioridad en la compra-venta de inmuebles y los pueda obtener por debajo del precio de mercado.

Colau recuerda que, según los propios datos del poder judicial, en Barcelona se produce una media de "como mínimo", 15 deshaucios diarios, el 80% de los cuales obedece al impago del alquiler. Y, entre dos y tres de esos deshaucios, afectan a hogares "en situación de alta vulnerabilidad social".

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad