El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la líder naranja en Cataluña, Inés Arrimadas, en una retirada de lazos en Alella, Barcelona. Foto: EFE/AG

Agredido un cámara de Telemadrid en la protesta contra los lazos amarillos

stop

Un grupo de manifestantes propina golpes a un cámara de Telemadrid por pensar que llevaba un lazo amarillo

Economía Digital

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la líder naranja en Cataluña, Inés Arrimadas, en una retirada de lazos en Alella, Barcelona. Foto: EFE/AG

Barcelona, 29 de agosto de 2018 (20:22 CET)

La manifestación convocada por Ciudadanos para "defender la convivencia y la no violencia", celebrada la tarde del miércoles en el parque de la Ciutadella, ha sido escenario de una agresión. Un cámara de Telemadrid que filmaba a los manifestantes fue agredido y recibió cuatro puñetazos al poco de comenzar la concentración. El origen de la agresión está en que algunos de los presentes creyeron que llevaba un lazo amarillo en su cámara.

El presentador de Telemadrid Javier Gómez confirmó las agresiones desde su cuenta de Twitter, después de que los medios de comunicación hicieran eco de la información. "Paradójicamente, era una manifestación para protestar contra una agresión", comentó el periodista.

Cs convocó la manifestación a comienzos de la semana, después de que una mujer sufriera agresiones el fin de semana cerca del parque de la Ciutadella, cuando retiraba lazos amarillos con sus familiares. La líder naranja en Cataluña, Inés Arrimadas, y el presidente del partido, Albert Rivera, participaron en la protesta.

Los manifestantes pensaron que era un cámara de TV3 con un lazo amarillo

Según han informado los medios presentes y los comunicadores en las redes sociales, los manifestantes confundieron al cámara de Telemadrid con uno de TV3 por el diseño amarillo colocado al lado de su cámara. Ante la confusión, empezaron a decir "¡fuera TV3!", antes de que aconteciera la agresión.

Según algunas versiones, el cámara respondió a los manifestantes que no era de TV3. La cadena catalana, por su parte, se recreó en explicaciones sobre las dificultades que sufren para cubrir este tipo de actos y detalló que los Mossos d'Esquadra escoltaron al cámara y lo alejaron del lugar por medio de un coche de la policía.

La televisión autonómica mostró imágenes de Arrimadas y Rivera a su llegada a la manifestación, quienes, consultados sobre la bronca que recién había tenido lugar, manifestaron que no excusan ningún acto violento, venga de quien venga, y que justamente por eso convocaron la manifestación.

La formación compartió una nota en la que afirma que "condena" la agresión sufrida por el periodista. Según el partido, el responsable es "un infiltrado de un grupo radical ajeno" a Cs. "Condenamos también las amenazas que han recibido miembros por parte de infiltrados radicales ajenos a Cs cuando les han pedido que abandonaran la concentración", lee el comunicado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad