La modelo Alba Galocha añora el Pedregal de Irimia, donde nace el río Miño

Alba Galocha, un origen compartido con el río Miño

stop

La modelo y actriz gallega añora sus paseos por el monte con su abuelo en la zona de Meira, la tierra donde nace el principal río de Galicia

A Coruña, 04 de septiembre de 2017 (10:00 CET)

Hay quien dice que la bandera de Galicia debe su color azul al caudal del río Miño. Sea cierto o no, lo que es seguro es que sus aguas tocan la superficie muy cerca de la frontera con Asturias, en la localidad lucense de Meira. Allí es a donde se escapa siempre que puede la modelo y actriz gallega Alba Galocha.

"Me encanta ir a casa de mis abuelos, en Meira. Los paseos por la sierra, donde nace el Miño, hacen que vuelva a ser la niña de 6 años que corría monte arriba, monte abajo.

Es un paseo que me gusta hacer con mi abuelo. De pequeña su historia de los lobos en la sierra me parecía suficiente, hoy en día le hago hablar, que me cuente más, quién era y qué hacían él y sus amigos cuando iban a la fiesta que todos los agostos se celebra en el monte, cómo conoció a mi abuela aquella noche en aquel baile, eran otros tiempo pero el amor sigue siendo el mismo, los árboles que nos rodean también.

En Meira soy lo más puro de mi ser, es mi origen y es mi lugar. Donde también se hace la mejor empanada de manzana de Galicia."

El Miño nace en una zona conocida como O Pedregal de Irimia, una especie de río formada por piedras muy grandes dispuestas de forma natural a modo de embudo. Entre ellas se puede escuchar el murmullo del agua, aunque no se verá correr libremente hasta el final de sus aproximadamente 700 metros de extensión. Junto al Pedregal hay un área de recreo para facilitar a los visitantes el acceso al lugar y el disfrute de un entorno natural único.

Desde allí, el río corre hacia el sur hasta la ciudad de Lugo, donde atraviesa un puente romano. Lo mismo sucede en otras dos localidades importantes, Monforte de Lemos y Ourense. En esta última ciudad no solo lo cruza un puente romano, sino otros seis más de distinta factura. El más moderno, inaugurado hace poco más de una década, es el puente del Milenio, que ya se ha convertido en otro gran símbolo de la ciudad.

Puente del Milenio Ourense

Puente del Milenio sobre el Miño, en Ourense

Antes de salir de Ourense, el Miño acaricia las termas naturales que emergen en sus orillas y que cada año visitan miles de turistas. Después, el río pone rumbo a su desembocadura mientras va marcando la frontera con Portugal. La ciudad de Tui es una de sus últimas paradas. Allí, el río pasa bajo el puente internacional que une los dos países.

Finalmente, el Miño desemboca en A Guarda ante la atenta mirada del monte de Santa Trega y su castro celta, uno de los más importantes de Galicia, desde donde se pueden divisar los últimos kilómetros del río antes de tocar el mar y las costas del país vecino.  

Pedregal de Irimia, en el concello lucense de Meira
Puente romano sobre el Miño, en Lugo
Puente del Milenio, en Ourense
Puente internacional de Tui
Desembocadura del Miño desde Santa Tegra, con Portugal al fondo
Castro de Santa Trega