El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la concentración de España Ciudadana el la plaza de Sant Jaume, el 7 de octubre. Foto: EFE/AE

Albert Rivera defiende un pacto con Pablo Casado

stop

Instalado frente al Palau de la Generalitat, el líder de Cs sugiere un gran acuerdo de constitucionalistas para frenar al separatismo

Alessandro Solís

Economía Digital

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la concentración de España Ciudadana el la plaza de Sant Jaume, el 7 de octubre. Foto: EFE/AE

Barcelona, 07 de octubre de 2018 (13:57 CET)

Albert Rivera se ha plantado este domingo en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, frente al Palau de la Generalitat, donde ha sugerido un pacto con Pablo Casado para formar un frente constitucionalista que acabe de una vez por todas con el separatismo catalán. "Nos vamos a conjurar todos los constitucionalistas", aseguró el líder de Ciudadanos en una concentración en Barcelona.

"Ha llegado el momento de poner fin a este régimen de concesiones permanente al independentismo", afirmó el presidente de la formación naranja en un acto de la plataforma España Ciudadana. El acto, con el lema "No a la violencia, sí a la Constitución" se produce tras una semana marcada por las acciones de los CDR y las amenazas de Quim Torra al Gobierno de Pedro Sánchez.

"No se puede gobernar España con los que quieren liquidar España; es imposible", dijo en alusión a los pactos que mantiene el PSOE con formaciones soberanistas. "Tenemos un plan: cuando Sánchez aterrice del helicóptero y se atreva a convocar elecciones, nos vamos a conjurar todos los constitucionalistas y vamos a ganar las elecciones y a gobernar este país defendiendo la libertad en cada rincón de España".

Este mismo domingo, unas declaraciones de Casado apuntaban en la misma dirección que horas más tarde Rivera replicó frente a su militancia. "Si optimizamos esfuerzos, PP y Ciudadanos sumarán una mayoría absoluta en las próximas elecciones y podrán gobernar sin los nacionalistas", comentó el presidente del Partido Popular en una entrevista de El Mundo.

Rivera sale al paso del aliento de Torra a los CDR

Ante unas 2.000 personas en la plaza de Sant Jaume, según los datos de Cs, Rivera también salió al paso de la defensa de los Comités de Defensa de la República (CDR) que Torra hizo estos días. "Esta semana ha venido marcada por un presidente de la Generalitat que no nos representa", espetó. 

"Un presidente que lejos de frenar la violencia alentó a los violentos. Todos recordamos esas imágenes vergonzosas de Torra diciendo gracias a los comandos separatistas, 'adelante chicos, seguid apretando'. Ese es el presidente que no nos merecemos, ¡un presidente que no ha ganado las urnas!", lamentó Rivera. 

El número uno de Cs también reprochó al presidente del Gobierno que "haya abandonado a los catalanes constitucionalistas". "Los separatistas han puesto al Estado contra las cuerdas, pero por fuerte el Estado no es solo Sánchez", agregó, recordando el ultimátum de Torra a Sánchez.

Rivera apoya las barreras a ERC y JpC

Ante las "concesiones" a los independentistas, Rivera intentó calmar a los suyos con la promesa de que esto no durará mucho. "Cambiaremos el sistema electoral para que quien no saque un 3% en las urnas no esté representado en el Congreso", avanzó, con el propósito de cerrar el paso a los soberanistas en la cámara baja.

"Está en jaque nuestro estado de derecho. Un país donde no se cumplen las leyes es la selva", manifestó, mientras sus seguidores gritaban "¡presidente, presidente!". "Nunca sumaremos con los que quieren cargarse este maravilloso país", prometió.

Rivera celebró que hubo una buena noticia esta semana: el aplauso de los mossos a la Policía Nacional durante una concentración el sábado en Barcelona. "Esa también es nuestra policía y ese reconocimiento mutuo... esa es la España en la que yo creo". 

"Yo quiero que Cataluña sea una parte de este país y parte de la sociedad. ¡Queremos la Cataluña de todos, no la Cataluña de Torra!", fue una de sus frases recurrentes que una vez más toparon con los vítores durante su discurso, que terminó al grito de "¡visca España, visca Cataluña y visca Europa!".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad