El presidente de Rusia, Vladimir Putin. / EFE

Alerta por radiación en Rusia tras una explosión en una base militar

stop

Una explosión en una instalación militar en el norte de Rusia ha causado alarma entre la población por los elevados índices de radiación

Barcelona, 10 de agosto de 2019 (14:25 CET)

Una explosión en una instalación militar de pruebas de reactores en el norte de Rusia producida el jueves ha causado alarma entre la población por los elevados índices de radiación y ha causado cinco muertes. 

Las autoridades de la provincia de Arjánguelsk, donde se encuentra la base, y fuentes del Ministerio de Defensa aseguraron el viernes que el incidente no ha producido contaminación radioactiva y que el nivel de radiación en la atmósfera "está dentro de lo normal". Pese a las declaraciones institucionales, algunas entidades ecologistas se mostraron especialmente preocupadas por los niveles de radiación en la ciudad, que subieron veinte veces el límite de la tasa permitida. 

Según el portal EuroNews y la agencia oficial Tass, los hechos tuvieron lugar en un buque y la deflagración causó un incendio. Se ha creado una comisión para investigar las causas de la tragedia, que, según algunos medios rusos, pudo haber sido causada por la detonación de municiones mal manipuladas. 

Pese a los mensajes de tranquilidad de las autoridades, Rusia ha decretado el cierre a la navegación durante un mes de la bahía Dvina, en la zona del mar Blanco próxima a las instalaciones militares.

Una de los mayores temores de la población local es que la explosión haya ido acompañada de una fuga de sustancias peligrosas a la atmósfera, pero la autoridades civiles han asegurado que no hay motivos de preocupación, lo que ha confirmado el Ministerio de Defensa, que ha asegurado que los niveles de radiación "se mantienen dentro de la normalidad", según recogió la agencia RIA.

El tercer incidente en un mes

Este es el tercer incidente relacionado con el Ministerio de Defensa ocurrido últimamente. El más grave ocurrió el 2 de julio pasado, cuando en el mar de Barents se produjo un incendio en un submarino ruso de inmersión profunda que dejó 14 muertos. 

El Kremlin declaró secreta la investigación de este accidente, que ocurrió en aguas de la bahía de Kola. El pasado día 5 se produjo un incendio en las instalaciones de un almacén militar del distrito de Achinsk, en Siberia, que provocó la detonación de las municiones que allí se guardaban. Las explosiones, que dejaron un muerto y 13 heridos, duraron dos días y hubo que declarar el estado de emergencia y evacuar a la población de algunas localidades cercanas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad