La número uno del Partido Popular al Congreso por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo

Álvarez de Toledo (PP) enfría un pacto con Vox por "nacionalistas"

stop

La candidata del PP por Barcelona se desmarca de Vox porque sus propuestas "no son reales"

Barcelona, 18 de abril de 2019 (11:32 CET)

La candidata del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, ha marcado este jueves distancias con Vox, un partido con el que preferiría "no pactar", ya que lo considera "nacionalista". La candidata ha criticado las "soluciones fáciles" que plantea el partido de Santiago Abascal porque "no son reales" y se ha referido en concreto a su apuesta por derogar el Estado de las autonomías, lo que, a su juicio, no es "ni viable ni deseable".

Desde que comenzó la precampaña con el anuncio de elecciones generales, el pacto de PP, Ciudadanos y Vox ha estado en boca de todos los dirigentes políticos debido al precedente en Andalucía. El grueso del PP ha evitado abjurar de un pacto a la andaluza para toda España, pero Álvarez de Toledo ha iniciado un suave viraje. 

Entre otras cosas, la candidata del PP por Barcelona consideró, en una entrevista en Rac1, que aprecia planteamientos "xenófobos" en Vox en asuntos como las deportaciones de inmigrantes irregulares. Y yendo al fondo del discurso de Abascal se desmarcó de su planteamiento recentralizador. "Cargarnos el modelo constitucional de 1978 me parecería una irresponsabilidad histórica", dijo.

En este punto, Álvarez de Toledo expresó su preferencia por lograr un "acuerdo fuerte" para gobernar con Ciudadanos tras las elecciones del 28 de abril, y recordó, en este sentido, que siempre ha defendido "una fusión e incluso una reagrupación con Ciudadanos".

Vox, fuera del gobierno

En todo caso, la dirigente del PP asumió la aritmética parlamentaria que pronostican las encuestas y no descartó, en ningún caso, llegar a un entendimiento con Vox al estilo de Andalucía con el argumento de que el PP no ha tenido que modificar sus planteamientos para "poder pactar".

La única línea roja que dio a entender es que Vox no puede formar parte de un eventual gobierno liderado por Pablo Casado y coliderado por Albert Rivera. Es decir, que Álvarez de Toledo no querría ministros de Vox en un hipotético gobierno presidido por Casado.
 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad