Imagen de La Diada nacionalista de Cataluña, organizada por la ANC desde 2012

ANC: así se ha deshinchado la Diada desde 2012

stop

La Diada ya no es lo que solía ser: la asistencia a la mayor manifestación independentista está en caída libre desde hace unos años

Barcelona, 23 de agosto de 2019 (21:10 CET)

Este viernes, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) admitió el desplome de inscritos para la Diada, que a esta altura tiene un 25% menos de ciudadanos registrados de cara a la concentración en comparación con 2018. Este medio ya había avanzado, hace una semana, que el 11 de septiembre de este año podía significar la menor participación independentista de los últimos años, por las mismas razones.

La ANC se ha apropiado de la Diada desde que empezó el auge más reciente del independentismo catalán, y ha sido bajo la organización de sus actos del 11-S que se ha conseguido una movilización verdaderamente masiva en años anteriores. Entre 2012 y 2014, según qué fuente, se decía que la "gran manifestación catalana" reunía en torno a un millón de personas en el centro de Barcelona.

Si bien la Guardia Urbana, dependiente del Ayuntamiento de Barcelona, cifró en "aproximadamente un millón" la asistencia de la Diada de 2018, la entidad constitucionalista Societat Civil Catalana (SCC) la rebajó a unas 200.000 personas. El año pasado, la ANC informó de que se habían inscrito 440.000 personas a la Diada desde su plataforma web de registro.

En 2018, la guerra de cifras, muy estilada para esta ocasión, impulsó a la Generalitat a activar un contador de manifestantes, aunque sin hacer públicos los resultados de la primera prueba. Se desconoce si este año si se publicarán las cifras obtenidas por el mecanismo del govern, presidido por Quim Torra, cuya portavoz echó un cable a la ANC esta semana para intentar avivar las inscripciones.

La participación de la DIA, según la ANC, la Urbana, el Gobierno y SCC

En 2017, datos de la misma ANC revelaron que la Diada había perdido fuelle en cinco años. De los dos millones de manifestantes que la entidad presidida por Elisenda Paluzie contabilizó en 2012, la concentración cayó a 500.000 personas en 2017, el año del referéndum ilegal del 1-O, según las cifras de inscripción de la Assemblea, que después elevó el dato a un millón de asistentes.

Lo cierto es que la Diada se ha deschinchado cada año más desde aquellos históricos dos millones de hace ya siete años. Siempre según documentos de la ANC, en 2013 la participación bajó hasta los 1,6 millones; en 2014 repuntó un poco hasta los 1,8 millones; en 2015 tuvo un presunto mínimo de 1,4 millones; y en 2016 se contabilizó entre 800.000 y un millón de manifestantes soberanistas en Barcelona.

Ahora, si se toman en cuenta datos de otras entidades las cifras varían, y mucho. SCC, por ejemplo, afirma que en 2013 fue de 800.000 personas, en 2014 no sacó las cuentas, en 2015 contó unos 530.000 manifestantes, en 2016 unos 292.000 y en 2017 apenas 220.000. Pero también el Gobierno y la Guardia Urbana se han sumado a la guerra de cifras en otras ocasiones.

Según las cifras del Gobierno, la Diada superó ligeramente la movilización de 600.000 personas en 2012, después bajó a 400.000 en 2013, para subir a entre 470.000 y 520.000 en 2014, y luego volver a caer hasta los 370.000 de 2016 y los 350.000 de 2017. En tres ocasiones sus cálculos se coordinan con los de un experto en estadística de la UAB, según Europa Press.

Por su parte, la Guardia Urbana informó de una asistencia de 1,5 millones en 2012, que subió a 1,6 millones en 2013 y a 1,8 millones en 2014, para después bajar a 1,4 millones en 2015 y empezar un descenso hasta los 875.000 manifestantes en 2016, que después se recuperó en 2017 con una participación de un millón de independentistas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad