"La República de la Masía Catalana nace por necesidad, no solo por justicia". Foto: EFE/Archivo

La ANC aprieta: ruptura con España “sea cual sea” la participación del 1-O

stop

La ANC aprieta a Carles Puigdemont para que la independencia siga adelante al margen de la participación del 1-O ante el temor de quedarse solos votando

Economía Digital

"La República de la Masía Catalana nace por necesidad, no solo por justicia". Foto: EFE/Archivo

Barcelona, 09 de agosto de 2017 (14:00 CET)

La organización separatista ANC exigirá a los partidos independentistas que la ruptura de España salga adelante si se obtienen "más votos favorables que contrarios, cualquiera que sea el porcentaje de participación registrado" en el referéndum previsto para el 1 de octubre (1-O). La agrupación pretende poner la venda antes que la herida ante la posibilidad de sufrir un boicot por parte de PP, PSC y Cs.

En un documento interno de la entidad, desvelado este miércoles por la agencia de noticias Europa Press, sostiene la ANC que, ante el escenario de un eventual boicot, y dado que en la proposición de ley del referéndum no se hace ninguna referencia a la cuestión de la participación, es "absolutamente necesario el establecimiento de un consenso político previo al respecto entre las fuerzas independentistas".

El "sí" por un solo voto

Piden, por tanto, al Ejecutivo de Carles Puigdemont, y a los diputados independentistas que expresen públicamente que, del mismo modo que se fomentará al máximo la participación para que sea tan alta como sea posible, la propuesta que se someterá a votación el 1-O será una realidad si se "impone el sí, al margen de la participación que se obtenga. Por ello, cuestionan que deba considerarse una participación del 50% del censo para legitimar el resultado del 1-O”

Alegan que si la participación resultase "anormalmente baja sería porque buena parte de los que no quieren la independencia, en vez de expresar su opción ('no') en las urnas, se abstendrían para impedir "que el 'sí' se perciba como una mayoría legítima". "Esto sería, simplemente, trucar las reglas del juego democrático", considera la ANC, que ve legítimo abstenerse pero no como subterfugio para impedir o “alterar el veredicto de las urnas”.

Duras condiciones para legitimar resultados

Los referéndums de separación organizados legalmente en segundos países establecieron duras condiciones para legitimar el resultado. En algunos casos, se exigió que más del 60% del censo depositara el voto. Canadá es un ejemplo. Allí, para aceptar el “sí”, el resultado a su favor debía alcanzar, al menos, el 50% más un voto con esos niveles de concurrencia.

Las consultas amparadas por la ONU establecen aún criterios más severos para proclamar la victoria de la separación. En Montenegro se estableció, para lograr el aval internacional del resultado, el 55% a favor con una participación también por encima del 55%. Las encuestas de opinión en Cataluña alejan al bando del “sí” de estas magnitudes.

Según la última encuesta oficial de la Generalitat, el “no” a la independencia se impondría por prácticamente seis puntos.  

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad