El juez Pablo Llarena, en una imagen de archivo. EFE/Cabalar

Nuevo ataque a la casa del juez Pablo Llarena

stop

Arran, la organización juvenil de la CUP, pinta de amarillo la entrada del edificio de Sant Cugat donde vive la familia del juez Pablo Llarena

Barcelona, 14 de noviembre de 2018 (11:46 CET)

Nueva acción vandálica contra el juez instructor de la causa por el referéndum ilegal del 1 de octubre (1-O). Arran ha pintado de amarillo la puerta del edificio de Sant Cugat (Barcelona) donde vive el juez Pablo Llarena. La acción se ha realizado durante la madrugada de este miércoles.

Arran es la organización juvenil de la CUP. A través de su cuenta de Twitter, ha difundido un video en el que dos personas, con la cara tapada, esparcen cubos de pintura amarilla en la entrada del bloque donde vive la familia de Llarena.

La acción perjudica al conjunto de los vecinos. Han pintado las cristaleras de la puerta, las paredes e, incluso, el interfono.

Arran indica que han realizado esta acción por “petición popular” porque sus resoluciones durante la instrucción judicial prevén “sentencias desmesuradas” para los acusados del caso 1-O. Añaden que “señalamos” al juez Llarena como “símbolo del régimen del 78”.

Hace unos meses también atacaron la residencia veraniega de Llarena en Das, en la comarca de la Cerdanya. En las pintadas que realizaron delante de su chalé, Arran le acusó de "fascista" y le advirtió que su "infierno" será la conformación de los llamados "Països Catalans". "Llarena fascista. Ni en Das ni en ningún sitio", reza una de las pintadas efectuadas en el asfalto.

Luego se quejaron de que “comandos” dirigidos por Inés Arrimadas y Albert Rivera, líderes de Ciudanos, limpiaron sus pintadas. Anunciaron que repetirían la acción.

Múltiples acciones

Arran ha perpetrado diversas acciones en los últimos meses. En mayo, atacaron los juzgados de Sabadell, Granollers y Gavà (Barcelona) en protesta por la sentencia de "La Manada", los cinco acusados de violar en grupo a una joven. Arran golpeó a martillazos las puertas de cristal de los accesos a las dependencias judiciales, tal como mostró un vídeo que difundieron por las redes sociales.

También se dedican a boicotear de forma sistemática a intereses turísticos de la ciudad de Barcelona. El incidente más destacado tuvo lugar en el verano de 2017, con el asalto a un autobús turístico.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad