La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, tras su reunión con Pedro Sánchez. EFE Fernando Villar (2)

Arrimadas aún ve "esperanza" para un acuerdo de PSOE, PP y Cs

stop

La portavoz de Ciudadanos se ha reunido este lunes con el presidente del Gobierno en funciones para intentar hacer que "recapacite"

Daniel Domínguez

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, tras su reunión con Pedro Sánchez. EFE Fernando Villar (2)

Madrid, 16 de diciembre de 2019 (18:50 CET)

Inés Arrimadas está dispuesta a apoyar la investidura de Pedro Sánchez. Con condiciones. La primera es que el presidente del Gobierno en funciones respalde un documento de cuatro puntos remitido por la portavoz de Ciudadanos. En él, la formación naranja exige pactos de Estado, un pacto nacional por la educación, no subir los impuestos y una reforma electoral. 

Tras una hora de "intensa" reunión, según ha declarado Arrimadas en rueda de prensa, la portavoz de Ciudadanos ha intentado convencer a Sánchez de abandonar "el gobierno Frankestein" que, a su juicio, formaría con Unidas Podemos y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). "España necesita soluciones y nadie me puede convencer de que es más fácil un acuerdo con Podemos, ERC y Bildu que sumar PSOE, PP y Cs", aseguró. 

Esa es la vía que ha defendido Arrimadas, la de "los 221 escaños". "Si lo hemos hecho en Europa, ¿por qué no lo podemos hacer en España?", ha defendido la sucesora al frente del partido de Albert Rivera, que dimitió tras el fracaso en las pasadas elecciones generales del 10 de noviembre. Entonces, la formación solo consiguió 10 parlamentarios, un descalabro si se compara con los 57 obtenidos en las anteriores, celebradas el 28 de abril. 

Respecto a la anterior reunión de Sánchez, en la que el presidente en funciones recibió al líder del PP, Pablo Casado, Arrimadas ha comentado que el líder socialista "va a utilizar a Casado para evitar la vía de los 221". También considera que el popular lo va a hacer, aunque ha apuntado que si Sánchez se abre a un Ejecutivo de coalición a través de esta fórmula, "Casado se tendrá que sentar". "Hasta se lo piden desde su propio partido", ha revelado.

No obstante, Arrimadas ve "esperanza". "No en la convicción de Sánchez, pero sí en su intención de no ir a otras elecciones", ha matizado. También ha explicado que Sánchez no le ha confesado cómo van las negociaciones con ERC. Este es el principal objetivo de los socialistas, los 13 parlamentarios que aporta la formación independentista, después de haber llegado a un acuerdo con Unidas Podemos dos días después del 10-N.

Ambas formaciones sumarían 155 votos, e incluso con ERC, no saldrían las cuentas para poder investir al líder socialista como presidente con plenitud de funciones. Para Arrimadas, su principal inquietud es "evitar que se consume esta vergüenza".

Los cuatro puntos de Ciudadanos

Para Arrimadas, el sí a Sánchez tiene un precio: acordar cuatro puntos "básicos". El primero, pactos en las decisiones de alto calado para el Estado. Estas serían la investidura, los Presupuestos Generales -aún siguen prorrogados los de 2017, aprobados durante la Administración de Mariano Rajoy- y leyes que no cuenten con "nacionalistas y populistas". 

El segundo, un pacto por la educación entre todos los partidos del Congreso "para no tener nunca más una ley del PP o del PSOE". El tercero también tiene que ver con los presupuestos que la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, pactó con la Comisión Europea. Esto, según Arrimadas, está pensado para que la próxima crisis de la economía "no recaiga de nuevo en las clases medias y trabajadoras". 

El último punto pasa por una reforma electoral que implique un corte mínimo "de entre un 3% o un 4%" si el cual no se podría tener representación parlamentaria. "Está perfectamente justificado y no costaría un euro a los españoles", ha apuntado Arrimadas, que espera que Sánchez "recapacite" y acepte unas condiciones "muy básicas". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad