Mas deja la presidencia del Pdecat. EFE

Artur Mas deja la presidencia del Pdecat tras alejarse de Carles Puigdemont

stop

Mas considera que el Pdecat debería tener una alternativa a Puigdemont como candidato a presidente

Barcelona, 09 de enero de 2018 (18:09 CET)

El Pdecat amenaza con acabar patas arriba en breve. Artur Mas anunciará este martes su dimisión como presidente del partido soberanista después de haber comunicado a la plana mayor de su formación su desacuerdo con la estrategia trazada por Carles Puigdemont para repetir a toda costa como titular de la Generalitat.

Mas, que tuvo que inmolarse en enero de 2016 como presidenciable para conseguir un acuerdo de gobierno con la CUP, no comparte que Puigdemont se haya encastillado en la idea de ser el único candidato posible de Junts per Catalunya a presidente de la Generalitat. Por eso, ha trasladado a los suyos que Puigdemont debería afrontar esta etapa con "generosidad" en lugar de situar al soberanismo ante dos posibilidades: o él como presidente o nuevas elecciones.

La renuncia de Mas a la presidencia del Pdecat se produce después de una campaña sin un gran protagonismo por su parte. La candidatura de Junts per Catalunya se centró única y exclusivamente en la figura de Puigdemont, "nuestro presidente", y desdeñó la figura del ex titular de la Generalitat.

La dimisión se produce poco antes de conocerse la sentencia del caso Palau

El adiós de Artur Mas también se produce pocos días antes de que la justicia dicte sentencia sobre el caso Palau, que bien podría convertirse en un crudo retrato de las prácticas irregulares de Convergència durante su larga etapa de gobierno. Si este extremo se confirma, los adversarios del Pdecat pedirán explicaciones inmediatas a Mas, que ya ha tenido que pasar por este trance en varias ocasiones.

La dimisión de Mas dejará la máxima representación institucional del Pdecat en manos de la vicepresidenta del partido, Neus Munté. Será, por tanto, una de las dirigentes que deba afrontar la larga lista de problemas del Pdecat, entre otros, sus urgencias económicas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad