ATLL propina la primera derrota parlamentaria a Puigdemont

stop

La CUP apoya una proposición de ley de los socialistas para revertir la privatización de las aguas catalanas, que gestiona Acciona

Barcelona, 02 de marzo de 2016 (14:26 CET)

Los diputados de Junts pel sí (JxS) se han quedado solos en la defensa de la enmienda a la totalidad de una proposición de ley del partido socialista catalán (PSC) para que Aigües Ter-Llobregat (ATLL) retorne a la gestión pública. La enmienda para aparcar la propuesta tan solo consiguió 62 votos a favor, correspondientes al grupo de JxS, por 71 en contra, del resto de grupos parlamentarios.

Tal como habían anunciado, la CUP votó en contra de la enmienda de JxS pese a criticar con dureza al PSC por considerar que, con su propuesta, han actuado con "oportunismo", "cinismo" e "hipocresía política" porque en los ayuntamientos que gobiernan no aplican el criterio de gestión pública del agua.

El socialista Jordi Terradas subrayó que defienden la gestión pública del agua, pero que, con esta proposición de ley, no pretenden la reversión de la privatización de ATLL de manera inmediata o automática.

Terrades precisa que con la proposición de ley, que ahora seguirá su tramitación parlamentaria, pretenden constituir una ponencia que sirva para encontrar una solución al conflicto de ATLL, con la intención que vuelva a la gestión pública, y para alcanzar un "pacto nacional sobre el agua".

Marc Sanglas, diputado de JxS y secretario de política municipal de ERC, también abogó por la gestión pública del agua en aras del interés general, pero criticó las "prisas" del PSC.

"Medida chavista"

Sanglas calificó la propuesta del PSC de "inoportuna", de "medida chavista", por considerar que, en este momento, es preferible esperar a que el gobierno de la Generalitat cierre el expediente abierto sobre la gestión de ATLL y que el Tribunal Supremo dicte sentencia sobre la concesión a la corporación liderada por Acciona. El diputado de JxS suplicó esperar a que se clarifique la situación legal.

Por una parte, el gobierno catalán ha abierto un expediente informativo a la concesionaria de ATLL, que todavía se encuentra en la fase de presentación de alegaciones por parte de la adjudicataria. Por otra parte, el Tribunal Supremo aún debe pronunciarse sobre la legalidad del proceso.

JxS confía que el Supremo anule la concesión

En opinión de Sanglas, si el Tribunal Supremo acaba anulando la concesión de ATLL, no deberán pagar ninguna indemnización al consorcio liderado por Acciona, al cual adjudicaron el servicio a finales de 2011.

Desde JxS se advierte que el proyecto de ley propuesto por el PSC puede conducir a una "ruptura unilateral" que podría tener un coste para la Generalitat de 1.200 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad