Badalona desafía a la justicia y abre el consistorio

stop

Los regidores de Guanyem y ERC ignoran las resoluciones judiciales que impiden trabajar el 12 de octubre y atienden en el edificio municipal

El primer teniente de alcalde de Badalona, Oriol Lladó. / EFE

Barcelona, 12 de octubre de 2016 (09:58 CET)

A quien se le ocurra realizar un trámite en el ayuntamiento de Badalona no encontrará a un solo funcionario municipal, pero los regidores anunciaron que tendrán las puertas abiertas para atender a los vecinos que, justo un día festivo como el 12 de octubre, quieran concurrir.

Varios ediles de la tercera ciudad catalana –en población- han desobedecido la resolución de un juzgado barcelonés de no abrir las dependencias municipales en el Día de la Hispanidad y, tras romper el auto del juez, varios ediles han entrado en el consistorio para atender a los ciudadanos.

Califican la sentencia de golpe de Estado judicial

"Ayer lo definimos como un golpe de Estado contra la soberanía municipal y esta mañana el gobierno local nos hemos reunido para ver cómo damos salida a tanta gente que nos ha pedido poder entrar y hemos decidido esto", ha anunciado frente a las puertas del consistorio el tercer teniente de alcalde José Téllez, justo antes de romper el escrito del juez.

El Juzgado contencioso-administrativo número 14 de Barcelona dictó ayer una medida cautelar contra el consistorio después de que la Delegación del Gobierno en Cataluña interpusiera un recurso contra la voluntad del Ayuntamiento de permitir a sus trabajadores canjear el festivo del 12 de octubre por el 9 de diciembre.

Más de 40 municipios tampoco cierran el 12-O

La actual alcadesa, Dolors Sabaté, se encuentra en un congreso en Colombia. Ella ha sido electa por la formación Guanyem Badalona en Comú, vinculada a Podemos y con miembros de la CUP, que gobierna gracias a una alianza con el PSC, ERC, CiU y de ICV-EUiA; una unión política que le permitió derrotar al ex alcalde del PP Xavier García Albiol.

Sabaté es reemplazada estos días por Oriol Lladó (ERC), que junto con otros seis concejales de Guanyem y ERC, atienden en sus oficinas, y más bien, terminan dando citas para un día laboral.

Pero el de Badalona no es el único caso: unos cuarenta municipios catalanes, muchos de ellos pequeños y gobernados por ERC con la CUP, también han abierto sus puertas. Pero en esta lista también se incluyen algunos ciudades medianas, como Berga, Argentona (Maresme) y Lynola (Pla d'Urgell). Y ninguno ha recibido ninguna orden judicial de cerrar los ayuntamientos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad