Barberá echa mano del muerto Samaranch para defenderse

stop

El ex presidente del COI planteó que el yerno del Rey podía "proyectar" la imagen internacional de Valencia

Rita Barberá durante su declaración como testigo en el caso Nóos. / EFE

Barcelona, 12 de abril de 2016 (10:58 CET)

La ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha declarado este martes en el juicio de Nóos que el ex presidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, fue quien le recomendó que se reuniese con Iñaki Urdangarin para que le planteara su proyecto de organizar foros sobre eventos deportivos en la ciudad.

Poco después de que a finales de noviembre de 2003 Valencia resultase elegida sede de la America's Cup de 2007, Samaranch le planteó la conveniencia de que la ciudad acogiera eventos para "proyectar" su imagen internacional y le señaló a Urdangarin como posible organizador de "debates, conferencias y discusiones" sobre el impacto de grandes competiciones deportivas.

Sin ánimo de lucro

Fruto de esa recomendación, a finales de enero de 2004, Barberá recibió en su despacho al esposo de la infanta Cristina y a su socio en el Instituto Nóos, Diego Torres, que le subrayaron que su sociedad no tenía ánimo de lucro, algo que fue muy relevante para ella.

La senadora del PP y ex alcaldesa ha hecho hincapié en que en aquella reunión no se trató del precio de los foros, que se celebraron en 2004, 2005 y 2006 y por los que Nóos cobró 3,1 millones de euros.

Barberá ha añadido que ella sugirió a Urdangarin y a su socio Torres que presentaran a la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau y a CACSA su proyecto de foros y ha añadido: "Yo no he negociado absolutamente nada de precio".

Más de tres millones por tres cumbres

El Instituto Nóos percibió 3,1 millones por organizar las tres cumbres Valencia Summit entre 2004 y 2006, mediante convenios firmados con la Fundación Turismo de Valencia Convention Bureau (FTVCB) y la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA).

Barberá ha detallado que después de que Valencia fuera elegida sede de la America's Cup, a principios de 2004 recibió a Urdangarin y Torres en su despacho y que le explicaron que tenían una entidad sin ánimo de lucro dedicada a proyectar conferencias, organizar y promover una ciudad.

"Urdangarin es una persona dos veces medallista olímpico, vicepresidente del Comité Olímpico Español, muy bien relacionado en los medios deportivos internacionales y nacionales y habló de hacer unas jornadas en Valencia con profesores latinoamericanos y de Harvard", ha detallado.

"No he dado ni una sola orden"

La entonces alcaldesa les dijo que esas ideas había que concretarlas y estructurarlas en un proyecto que definiera los días y ponentes y les "sugirió" que lo presentaran ante dos entidades que "tenían como objeto fundamental la proyección de Valencia, turística, académica y cultural", FTVCB y CACSA, que era "donde las debían valorar, no en el ayuntamiento".

"Me gustaría muchísimo que me creyeran que en el momento que finaliza la reunión en mi despacho con el señor Urdangarin y el señor Torres, para mí, en ese momento, de verdad, acaba mi preocupación y ocupación en los Valencia Summit", ha afirmado ante el tribunal.

"Nunca he dado ni una sola orden ni una sola instrucción", ha añadido Barberá, quien ha insistido además en que ella no firmó "nada". "A mí no me correspondía dar la conformidad o no dar la conformidad", ha recalcado. "Estoy segura de que se hizo con todo el rigor del mundo", ha afirmado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad