Imagen de archivo de una playa en Sant Joan, en plena verbena que ahora Barcelona prohibe para evitar el rebrote del coronavirus

Las playas de Barcelona, cerradas durante la verbena de San Juan

stop

El ayuntamiento pide celebraciones de "carácter familiar" y limita mucho las hogueras entre duras medidas de seguridad

Sergi Ill

Imagen de archivo de una playa en Sant Joan, en plena verbena que ahora Barcelona prohibe para evitar el rebrote del coronavirus

Barcelona, 10 de junio de 2020 (18:51 CET)

Barcelona ha decidido tomar una drástica medida para evitar aglomeraciones que puedan provocar un rebrote de coronavirus. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha decidido cerrar las playas durante la verbena de San Juan. La tradicional fiesta tendrá que ser "íntima y familiar". 

El consistorio permitirá muy pocas hogueras, siempre con permiso previo y no más de un metro cuadrado lejos. La medida ha sido anunciada esta tarde por los tenientes de alcaldía de Ecologia, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, y de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, en una rueda de prensa celebrada en el ayuntamiento.

Sanz ha explicado que la fiesta deberá tener un "carácter familiar" y tiene que servir "para reencontrarse con las personas queridas". Batlle también ha explicado que además de echar el cerrojo a las playas se impedirán las verbenas populares masivas: "No habrá ninguna actividad festiva y por eso proponemos hacer la fiesta en casa o en el mismo barrio". 

Transporte público y controles policiales

¿Y qué pasará con el transporte público? Será la fase de la desescalada en la que se encuentre Barcelona en ese momento la que dictaminará si el transporte público funcionará o no toda la noche como en anteriores verbenas: "Eso no está decidido porque no sabemos si la fase lo permitirá, pero si estamos en la nueva normalidad, sí que funcionará el metro". 

"En esta fase final tenemos que hacer las cosas aún mejor y el reto debe ser hacer de esta verbena una fiesta de reencuentro, más intima, en un formato familiar", ha reiterado Batlle. "El cierre de playas obedece a una prudencia mínima". Para evitar incumplimientos, la Guardia Urbana vigilará el litoral y que se instalarán vallas y cintas para prohibir el paso. 

Lo que sí que se mantendrán serán los controles de alcoholemia durante toda la noche, aunque tanto Batlle como Sanz han insistido en pedir a la ciudadanía que esa noche eviten desplazarse y se mantengan en sus domicilios o en su entorno más cercano. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad