Barcelona, un laboratorio de pruebas para proyectos innovadores

stop

La ciudad se ofrece a las empresas y a los emprendedores para desarrollar sus ideas en un entorno real

Vista panorámica de la ciudad de Barcelona

en Barcelona, 12 de marzo de 2015 (09:36 CET)

Barcelona es una ciudad cosmopolita, inteligente, capital del móvil y ahora, también, laboratorio de proyectos innovadores. Las compañías que quieran probar sus servicios antes de comercializarlos pueden encontrar en la metrópoli de Gaudí el mejor lugar para ello. Barcelona abre las puertas de la ciudad a todas las compañías, organizaciones y emprendedores que estén desarrollando alguna idea o proyecto innovador y que necesiten de un entorno real para ponerlo a prueba y obtener un feedback de la interacción con los ciudadanos.

Requisitos para formar parte del Prototyping Barcelona

Barcelona quiere que no sólo grandes multinacionales, sino también pymes y particulares, utilicen la ciudad como una zona de examen que les permita, a posteriori, materializar y vender sus servicios con la seguridad de que funcionan, que son fiables y que, además, pueden tener un retorno económico y social.

Pero no se trata de que cualquier idea se pruebe en la capital catalana. Para conseguir entrar en el programa, primero, y conseguir el sello Prototyping Barcelona, después, hay que cumplir unos requisitos. Cualquiera no puede conseguir esta validación. Los proyectos tienen que ser novedosos e innovadores, principalmente, y no pueden estar todavía en el mercado. Además, deben ser asequibles, tener un buen diseño, ser exportables a otras ciudades y, por supuesto, no implicar ningún peligro.

Infraestructuras de gran valor

El objetivo fundamental es que Barcelona, como capital europea de la innovación, ofrezca sus infraestructuras a terceros en beneficio, también, de los propios barceloneses. Es decir, que las buenas ideas de empresas y particulares se traduzcan en un negocio rentable, pero también en mejoras sociales y en una vía para crear empleo.

Para probar los prototipos, sólo es necesario registrar el proyecto en la web, testearlo en Barcelona --en un período máximo de tres meses-- y si los resultados son los esperados entonces la idea contará con un reconocimiento.

Además, el Ayuntamiento pone a disposición de los seleccionados un equipo que les asesorará y la Administración ayudará en materia de difusión y visualización de los proyectos a través de los distintos canales públicos y en algunas ferias que se celebran en la ciudad.

Las firmas que ya se han subido al tren

Algunas empresas ya se han sumado a esta iniciativa como Fujitsu, que está testeando en Barcelona su nuevo cajero inteligente o Smart Coin con su prototipo de monedas y su aplicación móvil.

Sin embargo, son sólo dos ejemplos de los múltiples proyectos que pueden encajar en Prototyping Barcelona y que, incluso, pueden acabar instalándose en la propia ciudad. Es el caso de Philips, pero no tiene por qué ser el único.

La multinacional ha desarrollado un sistema de alumbrado eficiente que permite el control de cada una de las farolas y que el Ayuntamiento ha decidido implantar en la avenida Paral·lel de la capital.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad