Madrid Nuevo Norte pretende ser una referencia en regeneración urbana.

BBVA suma a Merlin a la lista de candidatos a Madrid Nuevo Norte

stop

El banco negocia traspasar a Merlin la gestión del proyecto urbanístico Madrid Nuevo Norte a cambio de entrar en el capital de la socimi

Madrid, 26 de septiembre de 2019 (10:54 CET)

BBVA, el impulsor inicial de Madrid Nuevo Norte, busca nuevos socios para avanzar con el proyecto urbanístico. El banco presidido por Carlos Torres negocia la entrada en el proyecto de Merlin. Se desprendería así del control del proyecto y garantizaría la estabilidad a futuro para el desarrollo durante más de dos décadas.

Ambas partes, según cuenta Cinco Días, se han dado margen para sopesar si cierran la operación en firme. Las negociaciones se llevan a cabo desde hace meses y el objetivo es que nazca de ellas una alianza para poder desarrollar los terrenos en el norte de la ciudad de Madrid. Allí está previsto que se construyan viviendas residenciales, una nueva city financiera y se remodele la estación de Chamartín. 

¿Cómo se llevaría a cabo la operación? El banco aportaría todos sus activos y recibiría a cambio una parte accionarial de la socimi presidida por Ismael Clemente. El banco consigue con esta operación asegurarse la supervisión del desarrollo completo del proyecto, que todavía se extenderá durante más de 20 años.

BBVA y la búsqueda de socios

Las informaciones refuerzan la tesis de que BBVA, que controla el proyecto a través de la sociedad Distrito Castellana Nortes (DCN), en la que tiene el 75% de las acciones, necesita una alianza que le permita no asumir tanto riesgo promotor.

La pasada semana se barajó la posibilidad de que fondos como Qatar Investment Authority o Brookfield también entraran en la operación. Esta maniobra también tiene sentido para BBVA porque eliminaría su exposición al ladrillo, monetizaría su posición en DCN e inyectaría nuevos fondos para ir más rápido en los trabajos de construcción.

La constructora San José, que tiene el 25% restante de DCN, también saldría beneficiada. Los gallegos están intentando todavía salir de la crisis que sufrió la industria tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Hemeroteca

Madrid Nuevo Norte
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad