Bertín Osborne subleva a los fieles del Liceu

stop

La actuación del cantante madrileño provoca quejas entre abonados que cuestionan el uso del teatro para festivales ligeros

El cantante y presentador Bertín Osborne, durante un reciente acto promocional

Barcelona, 23 de enero de 2017 (12:54 CET)

El popular cantante y presentador Bertín Osborne actuó hace una semana en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, en el marco del Suite Festival que acoge el teatro de ópera de Las Ramblas. Su actuación no cayó nada bien entre los fieles del Liceu, que han puesto el grito en el cielo y cuestionan que el teatro deba servir para este tipo de eventos.  

Algunos abonados del Liceu mostraron en privado su malestar por el giro dado por el teatro, según pudo saber Economía Digital. El malestar no es nuevo pero ha ido creciendo, y la actuación de Osborne el lunes 16 de enero fue la gota que colmó el vaso.  

La queja viene porque cuestionan que un gran teatro operístico deba acoger a cantantes de otros estilos más ligeros, como Osborne o los Hombres G, que pisarán el escenario del Liceu en febrero. Creen que una institución subvencionada por el sector público tiene sentido con una apuesta cultural de nivel, como es la operística, pero no para música más comercial, que por otro lado, podría tener cabida en teatros y salas de concierto privadas.  

Osborne tocó las canciones de su último disco pero, además, se puso en la piel de un crooner para interpretar clásicos como Fly me to the moon, Moon River y New York, New York. Un intento de darle un cariz más serio a la actuación de este cantante conocido sobre todo por las rancheras y por sus apariciones televisivas.

El artista madrileño era el cabeza de cartel del Suite Festival, una serie de conciertos de música ligera organizados por Clipper's Live –empresa que también organiza, por ejemplo, el Festival de Cap Roig– en colaboración con el Liceu. En el marco del mismo festival, tocarán en el teatro barcelonés Hombres G, Steve Hackett, Umberto Tozzi y Status Quo.

Diversificar y rentabilizar el teatro

Desde el Liceu explicaron que es el tercer año que acoge el Suite Festival y aseguraron que no han recibido quejas formales por su celebración. Estos conciertos se enmarcan en el intento de la dirección de la institución de rejuvenecer el público que acude al teatro, además de conseguir más ingresos mediante el alquiler de las instalaciones.  

Otras instituciones similares, como el Teatro Real, también diversifican su oferta con conciertos más populares. El Real, por ejemplo, especifica que son "espectáculos ajenos a la temporada del Teatro Real". Entre otros, este año actuará en el teatro madrileño David Bisbal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad