El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell (c), conversa con sus homólogos luxemburgués, Jean Asselborn (2-izq), y portugués, Augusto Santos Silva (dcha), a su llegada al Consejo de Asuntos Generales de la Unión Europea en Bruselas (Bélgica)

Borrell discrepa de Sánchez con los presupuestos

stop

El ministro de Exteriores subraya que "lo normal" es presentar el proyecto de presupuestos aun sin tener garantizados los apoyos en el Congreso

Marcos Pardeiro

Economía Digital

El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell (c), conversa con sus homólogos luxemburgués, Jean Asselborn (2-izq), y portugués, Augusto Santos Silva (dcha), a su llegada al Consejo de Asuntos Generales de la Unión Europea en Bruselas (Bélgica)

Barcelona, 19 de noviembre de 2018 (11:24 CET)

Las discrepancias en el seno del Gobierno han quedado este lunes al descubierto. Apenas dos días después de que la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, confirmara que el ejecutivo contempla la opción de no presentar en el Congreso su proyecto de presupuestos —una opción ya deslizada por el entorno del presidente, Pedro Sánchez—, el ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha salido al paso para disentir.

El Gobierno medita renunciar al debate de presupuestos con el resto de grupos parlamentarios porque no tiene suficientes apoyos en el Congreso, pero Borrell ha querido marcar perfil propio. "Aunque no parece que haya una mayoría para aprobar los presupuestos, lo normal es presentar el proyecto de ley y que la Cámara se pronuncie”, consideró el ministro de Exteriores en Onda Cero.

No es la primera vez que Borrell pone en evidencia que hay diferentes voces en el Gobierno y, en particular, que no todos los ministros son sanchistas. Nadie, sin embargo, refleja este fenómeno con mayor crudeza que el titular de Exteriores, a quien Sánchez se plantea sacrificar para enviarlo como candidato a las próximas elecciones europeas.

"Los presupuestos hay que presentarlos, normalmente ese es el proceso general que se sigue", insistió Borrell, deseoso de comprobar en el Congreso "las actitudes de los demás grupos políticos". En las últimas semanas, el ministro incluso auguró que los partidos independentistas (Pdecat y ERC) los respaldarían. "Mucha bravata, pero a la hora de la verdad los votan", pronosticó.

La presión de Iglesias sobre Sánchez

El Gobierno está dispuesto a prorrogar los presupuestos actuales —heredados del gobierno de Mariano Rajoy— y a funcionar a partir de la aprobación de reales decretos. Pero sabe que este mecanismo expone al Gobierno a un enorme desgaste.

El líder de Podemos y socio del Gobierno, Pablo Iglesias, presiona a Sánchez para que asuma que no puede gobernar sin presupuestos y que, por tanto, debe convocar elecciones. "El Gobierno, legalmente, puede prorrogar los presupuestos y puede aguantar, pero yo creo que políticamente sería muy difícil de explicar que se han perdido los apoyos que construyeron la moción", dijo Iglesias.

Lo cierto es que el Gobierno comienza a titubear. Este mismo lunes, el ministro de Fomento y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, abrió la vía a un adelanto electoral coincidiendo con las elecciones municipales y europeas de mayo. "Nada es descartable", dijo Ábalos.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad