Borrell: ¿Por un punto y medio más de PIB debe Cataluña declarar la independencia?

stop

HACIA EL 27S

Josep Borrell, en una imagen de archivo

Barcelona, 02 de septiembre de 2015 (12:54 CET)

Datos. Realidad. Es lo que desea transmitir el ex ministro del PSOE y ex presidente del Parlamento europeo, Josep Borell. Asegura que los cálculos del bloque independentista parten de una "especie de realismo mágico", y que si Cataluña se independizara podría recuperar cerca de un 5% de su PIB, pero no el 8,5% que defiende el soberanismo, y que, según esos cálculos, que realiza el Govern de Artur Mas, serían de 16.000 millones de euros.

Lo que ocurre, según Borrell, como ha manifestado este miércoles en una entrevista en Catalunya Ràdio, es que de ese 5% de PIB que podría recuperar debería destinar buena parte a crear las estructuras de un estado propio, que ahora las presta España para el conjunto de españoles, entre ellos los catalanes. Y eso, según el ex ministro, podría suponer, según varios estudios, unos 6000 millones de euros. Por tanto, la diferencia no sería tan grande.

Fuera de la Unión Europea

Al margen de las consideraciones legales, de si Cataluña podría o no permanecer en la Unión Europea, para nada menores, Borrell se ha centrado en esos aspectos económicos. Respecto a la cuestión europea, Borrell ha insistido, sin embargo, es que un estado catalán "no sería de forma automática miembro de la UE", y que, para entrar, necesitaría solicitarlo y la aprobación de todos los miembros comunitarios. En el caso de que decidiera realizar una declaración de independencia de forma unilateral, Cataluña "ni tan sólo podría presentar la demanda de adhesión", ha asegurado.

Ahora bien, ¿cuál es el problema real respecto a la financiación autonómica, que el independentismo ha situado como el aspecto central para justificar la independencia? Borrell defiende que Cataluña debería aportar en función de su renta, y recibir de acuerdo a su población. Eso significaría, "entre un punto y un punto y medio del PIB más que ahora". Y según el ex ministro esa diferencia no justifica el actual proceso soberanista. "¿Por un punto y medio se debe declarar la independencia", se ha preguntado, insistiendo en que una Cataluña independiente quedaría fuera de la Unión Europea.

El problema, como apuntan algunos expertos que llevan años analizando esas disfunciones en el modelo de financiación, es que esa diferencia no se acaba de solventar, y el sistema de financiación para todas las comunidades sigue siendo un caos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad