El presidente de la Generalitat, Quim Torra, acompañado de la hasta ahora alcaldesa de Sant Cugat, Carmela Fortuny (d) en la "marcha por la república" organizada por la ANC, Òmnium y ADIC Sant Cugat, en una foto de archivo. EFE/Alejandro García
stop

Mireia Ingla, de ERC, ha asumido la alcaldía de Sant Cugat tras 32 años de gobiernos del PDeCat y Convergència i Unió

Economía Digital

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, acompañado de la hasta ahora alcaldesa de Sant Cugat, Carmela Fortuny (d) en la "marcha por la república" organizada por la ANC, Òmnium y ADIC Sant Cugat, en una foto de archivo. EFE/Alejandro García

Madrid, 15 de junio de 2019 (19:14 CET)

Bronca entre los partidarios de JpC y de ERC en la constitución del nuevo ayuntamiento de Sant Cugat, en el que el tripartito formado por republicanos, el PSC y la CUP ha puesto fin a 32 años de gobierno convergente.

Mireia Ingla, de ERC, ha asumido la alcaldía de la ciudad en un tenso pleno que ha congregado a decenas de personas, muchas de las cuales han expresado a gritos y con pancartas su apoyo o reprobación al pacto de izquierdas sellado en el municipio. En un intercambio de gritos como "155" y "3%".

Así, algunos asistentes han mostrado esteladas y pancartas contra el "pacto de la vergüenza" y han arremetido contra ERC y la CUP por gobernar con "el partido del 155".

En el lado opuesto del conflicto, otros han recordado que JpC es la formación "del 3 %", en referencia a la financiación irregular del partido a través de comisiones en obra pública.

Cambio tras 32 años 

Ingla ha sido investida alcaldesa con los votos de ERC (6 concejales), PSC (4) y CUP (3), que configurarán a partir de ahora el nuevo ejecutivo local de Sant Cugat del Vallès, la ciudad más rica de Cataluña. Así, han desbancado a Junts per Sant Cugat, lo que pondrá fin a 32 años de gobiernos del PDeCat y antes de Convergència i Unió (CiU).

El acuerdo de gobierno no ha sido bien encajado por parte de un sector de la ciudadanía, que optaba por una alianza de las fuerzas independentistas. Ingla tomará el relevo de Carmela Fortuny, que asumió la alcaldía en junio de 2018 tras la renuncia de la hasta entonces alcaldesa, Mercè Conesa, y que en estas elecciones concurrió bajo las siglas de Junts per Sant Cugat.

Sin embargo, los 9 representantes logrados por Junts no han sido suficientes para la mayoría absoluta, situada en 13 concejales, lo que sí que ha logrado ERC, el PSC, la CUP.

“No podemos desaprovechar la oportunidad que nos brindó el 26 de mayo, después de 32 años de gobierno del PDeCAT, ocho mandatos consecutivos, y ahora el Ayuntamiento de Sant Cugat necesita una regeneración democrática”, ha señalado Ingla.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad