Carles Castro, autor de "Cómo derrotar al independentismo en las urnas" (ED Libros).

Carles Castro: “El tiempo juega en contra de ERC”

stop

El analista electoral Carles Castro detalla en TV3 la fragilidad de la actual mayoría independentista en el parlamento catalán

Barcelona, 07 de febrero de 2020 (20:35 CET)

El analista electoral Carles Castro señala que, de las últimas encuestas publicadas, se desprende que “el tiempo juega en contra” de ERC porque, a medida que transcurren los días y las semanas, se va reduciendo su ventaja respecto a Junts per Catalunya.

Todas las encuestas apuntan en la misma dirección. No obstante, Castro indica que cuando se celebren las elecciones catalanas, que siguen sin fecha, ya se vera si ERC mantiene la ventaja o JxCat les vuelve a superar como ocurrió en las elecciones de 2017. Entonces les adelantó por sorpresa la lista de Carles Puigdemont, pese que ya había huido de la justicia española.

Carles Castro es el autor de “Como derrotar al independentismo en las urnas” (ED Libros), en el que desmonta las tesis del independentismo invencible.

En una entrevista en Més 324, el programa que dirige y presenta Xavier Grasset, Cartro advirtió de la dificultad de hacer pronósticos electorales porque las encuestas indican que el 10% de los electores decide que va a votar cuando entra en los colegios electorales por motivos de lo más pintoresco.

Sobre la reciente reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra, Castro indicó que, más allá de los “avances escenográficos”, sigue viendo “una gran distancia” entre los dos. Además, apuntó que “en Cataluña no somos conscientes del desgaste que le provoca determinadas actitudes”, como su defensa del diálogo político. “Yo, que miro las encuestas, detecto una oposición notable incluso dentro de sus votantes. No entre la derecha que grita, sino entre sus propios votantes”, apuntó.

Mayoría independentista artificial y frágil

Sobre su último libro, insistió en que “la mayoría independentista es tan artificial como frágil”. Cuando no hay tensión política, se produce una deserción de entre 300.000 y 400.000 votantes. 

Castro recordó que la historia electoral de Cataluña demuestra que, cuando un bloque saca menos del 45% de los votos, no alcanza la mayoría en el parlamento. Y en las últimas elecciones catalanas, en 2015 y 2017, el bloque independentista se quedó en el 47,5%. Por lo tanto, está a poco más dos puntos del listón que le dejaría sin la mayoría absoluta.

Respecto a las elecciones del 2017, un cambio de sentido de 30.000 o 35.000 electores independentistas, sobre un conjunto de más de dos millones, les habría dejado sin la actual mayoría en el parlamento catalán.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad