El concejal de Hacienda cesado, Carlos Sánchez Mato; y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Imagen: EFE/Archivo/Juan Carlos Hidalgo
stop

La alcaldesa da un golpe de autoridad y advierte a Izquierda Unida que no dará órdenes en el Ayuntamiento de Madrid

David Placer

Economía Digital

El concejal de Hacienda cesado, Carlos Sánchez Mato; y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Imagen: EFE/Archivo/Juan Carlos Hidalgo

Madrid, 18 de diciembre de 2017 (12:46 CET)

La alcaldesa Manuela Carmena ha dado su primer gran golpe de autoridad sobre la mesa para poner fin a las tensiones políticas producidas por la intervención del ministerio de Hacienda en las cuentas del Ayuntamiento de Madrid.

La alcaldesa ha fulminado a Carlos Sánchez Mato, concejal de Hacienda, y ha advertido a Izquierda Unida, partido en el que milita Sánchez Mato, que no permitirá ningún tipo de injerencias en el gobierno del Ayuntamiento de Madrid.

Carmena ha liquidado la última crisis de su equipo de gobierno retirando la confianza al concejal de Hacienda con quien mantuvo duros enfrentamientos por la intervención de las cuentas del Ayuntamiento ejecutada por los hombres de Cristóbal Montoro.

La destitución de Sánchez Mato ha roto en dos el equipo de gobierno pero la alcaldesa de Madrid ha asegurado que ningún grupo político tendrá injerencias en las decisiones de su gobierno.

“A mí me sorprende que Izquierda Unida diga que se plantea retirar el apoyo el gobierno cuando esta candidatura nunca se planteó como una coalición de partidos. Ha sido una candidatura ciudadana y estoy segura que los concejales de Izquierda Unida son conscientes de ello y no permitirán que su partido se inmiscuya en las decisiones de la Junta del Gobierno”, declaró Manuela Carmena.  

La ruptura final

La alcaldesa de Madrid reconoció que la intervención de Cristóbal Montoro para limitar el gasto del Ayuntamiento de Madrid ha causado un tenso período en el seno del gobierno de Madrid.

El propio concejal Carlos Sánchez Mato tuvo que presentar un plan de gasto alternativo con el que aseguró estar en desacuerdo, motivo que causó su cese.

“Él me manifestó que aunque el había presentado la propuesta del plan en Junta de Gobierno no iba a apoyarlo. No puedo permitir que un concejal de Hacienda no apoye un plan que él mismo ha llevado a Pleno”, explicó Carmena este lunes.

La mano de Montoro ha generado una situación anómala en el Ayuntamiento de Madrid. El PP ha anunciado que votará a favor del nuevo plan financiero de Ahora Madrid, que contará con el voto en contra de Ciudadanos. El PSOE aún no se ha posicionado.

Ni los tres concejales de Izquierda Unida, Carlos Sánchez Mato, Mauricio Valiente y Yolanda González, ni los candidatos de Ganemos, Rommy Arce, Pablo Carmona y Montse Galcerán, apoyarán el plan que se presentará este lunes. Con la nueva situación, el grupo de Carmena queda con seis candidatos críticos y 14 que apoyarán la línea de la alcaldesa que asegura que, a pesar de estar en desacuerdo con Montoro, deben cumplir con la legalidad y crear soluciones imaginativas para salvar los obstáculos presentados por Hacienda. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad