Mariano Rajoy durante una visita que a una finca de cultivo de alcachofas en Tudela (Navarra) que protagonizó en la campaña de las generales de 2016

Casado repetirá la estrategia electoral de Rajoy

stop

El PP tiene la receta para imponerse a Ciudadanos: hay siete comunidades de la España vacía (que reparten 112 escaños) donde los de Rivera se quedan a cero

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Mariano Rajoy durante una visita que a una finca de cultivo de alcachofas en Tudela (Navarra) que protagonizó en la campaña de las generales de 2016

Barcelona, 24 de febrero de 2019 (04:55 CET)

Mariano Rajoy sabía perfectamente adónde debía llevar su última campaña electoral: a la llamada España vacía. Un día aparecía Rajoy de visita en una explotación de quesos en Malagón (Ciudad Real) y, al cabo de poco, se paseaba por una finca de cultivo de alcachofas en Tudela (Navarra). 

Castilla La Mancha y Navarra son dos de las comunidades en las que Ciudadanos se quedó a cero en las últimas elecciones generales de 2016. Los de Albert Rivera tampoco lograron diputado alguno en Extremadura, La Rioja, Galicia, País Vasco y Castilla-León (excepto uno por la provincia de Valladolid).

El resultado de la batalla entre PP y Ciudadanos en estas siete autonomías fue avasallador. Rajoy se llevó 52 escaños de los 112 en juego; Rivera se llevó 1. No había España suficiente para que Ciudadanos intentara remontada alguna después de este 52 a 1.

Casado recorrerá la España interior para mantener la hegemonía en el centro-derecha

Consciente de que ésta es una receta de éxito, el actual presidente del PP y candidato a la presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ya ha dado la instrucción a los suyos de repetir este modelo en la carrera electoral que concluye el 28 de abril. El PP necesita revalidar su hegemonía en la España interior para mantener a raya a Ciudadanos, cuyo crecimiento anuncian todas las encuestas, y para limitar la dentellada de Vox.

El mapa azul de Casado

Los mapas que maneja el equipo de campaña de Casado están coloreados sobre todas aquellas provincias (26) en las que se reparten menos de seis escaños. 

En las siguientes demarcaciones hay cinco diputados en juego: Cantabria, Castellón, Ciudad Real, Huelva, Jaén, Navarra y Valladolid.

En éstas hay cuatro escaños para repartir: Álava, Albacete, Burgos, Cáceres, León, Lérida, Lugo, Orense, La Rioja y Salamanca.

Y en éstas hay tres: Ávila, Cuenca, Guadalajara, Huesca, Palencia, Segovia, Teruel y Zamora.

La lista de la España más desplobada se completa con los dos diputados de Soria y con los dos de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Los mensajes de Casado

Sobre todas ellas se alzan importantes cimientos que el PP necesita mantener en pie para no ceder a Ciudadanos el papel de fuerza de referencia del centro-derecha.

Basta con repasar la reciente agenda de Casado. Este viernes estuvo en la explotación ganadera de Las Navas del Marqués (Ávila). Éste fue uno de sus mensajes: "El reto de la España vacía es esencial para nosotros. Porque en el entorno rural vive un 30 por ciento de la población española y supone un 80 por ciento de nuestro territorio".

Casado, por supuesto, se comprometió a que no se reduzca el presupuesto de la política agraria común (PAC) europea en España y habló de un amplio plan de ayudas. Son mensajes que pasan inadvertidos en la España de las ciudades, pero que explican el resultado de las campañas electorales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad