Jordi Pujol Ferrusola cuando compareció en el parlamento catalán en 2015.  / EFE/Andreu Dalmau

Los Pujol arremeten contra el juez De la Mata

stop

La Audiencia Nacional rechaza pedir a Hacienda que certifique si los miembros de la familia Pujol tienen cuentas en el extranjero sin regularizar

Barcelona, 03 de octubre de 2019 (21:02 CET)

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata rechazó pedir a Hacienda que certificara si en la actualidad los miembros de la familia Pujol tienen cuentas bancarias en el extranjero.

El pasado 8 de septiembre, la defensa de la familia Pujol solicitó al juez instructor que librase un oficio a la Agencia Tributaria para que certificase “la existencia o inexistencia” de comunicaciones conformes al llamado “estándar para el intercambio automático de información”, un mecanismo que utilizan los países de la OCDE para facilitar datos fiscales de los ciudadanos.

Después de que la fiscal anticorrupción Belén Suárez considerase en un escrito remitido al juez que la diligencia solicitada por la defensa no era necesaria, De la Mata la rechazó por “inútil”, “innecesaria”, “irrelevante” y “confundente” aunque este último término no existe en el diccionario.

Fuentes próximas a la familia Pujol subrayan que el juez ha rechazado la primera diligencia pedida en casi siete años de instrucción. Subrayan que el mecanismo de la OCDE garantiza una “transparencia absoluta” sobre las cuentas en el extranjero. Insisten en que todas las cuentas en el exterior se regularizaron ante Hacienda, que es lo que habría confirmado la diligencia. Sus abogados recurrirán la decisión del juez.

En un auto fechado el 2 de octubre, De la Mata indica que la diligencia solicitada es innecesaria porque las posiciones financieras de los acusados que figuran en el procedimiento judicial se han obtenido mediante requerimientos a las entidades bancarias y comisiones rogatorias internacionales.

De la Mata: la familia Pujol no ha colaborado

De la Mata recuerda que los acusados no han colaborado, aunque reconoce que estaban en su derecho no hacerlo. Pone como ejemplo de ello al primogénito de la familia, Jordi Pujol Ferrusola, que desde su primera declaración negó tener cuentas corrientes en Andorra. El juez recalca la “persistente negativa de todo el clan familiar a dar explicación alguna” sobre los fondos que se han encontrado en distintos países.

También indica que la diligencia pedida por la defensa sería “inútil” porque “la actuación de toda la organización [familia Pujol] a lo largo de los años se ha caracterizado por una cuidadosa estrategia, milimétricamente aplicada: la ocultación”.

El juez mantiene que los miembros de la familia Pujol “han utilizado sistemáticamente estructuras societarias y financieras tras las que parapetarse y ocultar sus identidades y su patrimonio: asesores legales, bancarios, societarios y fiscales, así como especialistas en territorios off-shore y en el diseño de estructuras para pergeñar planes de ocultación y blanqueo; testaferros, fiduciarios, asesores, colaboradores e intermediarios en España y otros lugares”.

Toda esta operativa la realizaron, según el último auto del juez, para que sus posiciones financieras no pudieran ser “capturadas e intercambiadas” mediante el estándar que puso en práctica la OCDE.

El juez argumenta que un ejemplo de lo anterior es la “batería de fundaciones” domiciliadas en jurisdicciones off-shore y controladas por testaferros: Kopeland, Doral, Donneran, Kamala o Paty, todas ellas radicadas en Panamá.

Marta Ferrusola fue la que más se escondió. No se ocultó tras una fundación panameña, como algunos de sus hijos, sino en una cuenta de la Fundación Kopeland.

Para evitar que su nombre apareciera en una cuenta de andorra, el expresidente Jordi Pujol Soley colocó de titular a su primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, según el auto del juez instructor.

Hemeroteca

Jordi Pujol Caso Pujol
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad