Cataluña sufre una fuga de policías por el 'procés'
stop

Cataluña pierde 900 agentes de policía y guardia civil en cinco años debido a los recortes por la crisis y las tensiones políticas derivadas por el procés

Madrid, 19 de noviembre de 2018 (16:22 CET)

Cataluña no deja de perder policías y guardias civiles. Desde 2012 la comunidad ha reducido su número de efectivos en 900, hasta los 6.184 agentes. Esto se debe, según los distintos gobiernos, a los recortes por la crisis. Sin embargo, la tensión producida por el procés es uno de los principales motivos que empujan a los agentes a abandonar la región.

En el caso de los policías se han reducido en 632 efectivos y pasan de los 3.491 de 2012 a los 2.859 en 2017. La región que más descenso de policías registró en ese periodo fue Barcelona, con 429 menos (pasó de 2.601 a 2.172). Le siguen Girona con 74 bajas (de 344 a 270); Lléida que pasa de 204 a 135; y Tarragona con 60 menos, hasta las 282.

De hecho, en el último concurso para cubrir vacantes de policía solo se suplieron 20 plazas de las 500 ofrecidas en la comunidad autónoma. En paralelo, 260 agentes -cerca del 10% de los destinados- solicitaron el traslado a otras comunidades.

Los sindicatos reclaman a Interior que destine más recursos y medios a las fuerzas de seguridad del Estado

Por su parte, la guardia civil pierde 277 efectivos en cinco años: pasa de los 3.602 de 2012 a 3.325 el año pasado. Las cifras se desprenden de los datos facilitados en una contestación del Gobierno a una pregunta del diputado del PDeCAT en el Congreso Feliu Joan Guillaumes.

Los sindicatos de la policía nacional y las asociaciones profesionales de la guardia civil reclaman al ministerio del Interior que destine más recursos y medios a las fuerzas de seguridad del Estado, así como que se estudie el reparto de los efectivos en toda España. 

Algunas de estas organizaciones ven con recelo la progresiva salida de efectivos de regiones como Cataluña, País Vasco o Navarra, que cuentan con sus policías autonómicas propias.

Tensión con los agentes nacionales en Cataluña

La tensión entre los agentes de los cuerpos nacionales y Cataluña lejos de disminuir se han intensificado en 2018. Entre las causas están los últimos intentos de boicot de los CDR.

En septiembre los mossos cargaron contra grupos de protestantes que pretendían llegar a la sede de la jefatura superior de la policía. Allí estaba convocada una concentración de policías y guardias civiles que pretendían "boicotear".

También influye la relación con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El ministerio de Defensa ha renunciado a participar en el evento educativo Saló de l'Ensenyament de Barcelona en 2019, según publica elPeriódico.

Se trata de la primera vez desde el año 2001 en que los militares no participarán. Según explica el diario, podrían haber influido las protestas antimilitaristas y el rechazo explícito de la alcaldesa Ada Colau. En la edición de 2017, Colau manifestó personalmente a altos cargos del Ejército que su presencia en el evento no era del agrado del Ayuntamiento de Barcelona.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad