CDC se irrita con la deserción de Duran Lleida y pasa a las amenazas

stop

GRIETAS EN CIU

Artur Mas y Josep Antoni Duran Lleida cuando aún eran socios.| EP

08 de junio de 2014 (21:43 CET)

La posible deserción de Josep Antoni Duran Lleida como secretario general de CiU ha escocido en Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). El líder democristiano ya ha recibido las primeras críticas por su decisión e incluso algo más: una amenaza velada. El secretario de organización convergente, Josep Rull, ha planteado que, si Duran tira la toalla como número dos de la federación, tal vez sería el momento de relevarlo como portavoz del grupo en el Congreso de los Diputados.

La propuesta de Rull tiene como objetivo desactivar por completo al líder de Unió. Duran quiere conservar sus funciones en la Cámara Baja. Ser portavoz de CiU en el Congreso es una garantía de repercusión mediática. El veterano político catalán maniobra para reservarse ese as por si se convocan elecciones plebiscitarias en Catalunya y él debe presentarse como candidato de los democristianos tras una ruptura con CDC.

Tensión en CiU

Convergentes y democristianos conviven desde hace meses en un matrimonio desgastado que se aguanta por inercia. Las buenas relaciones entre CDC y ERC han dejado a Unió --y sobre todo a su máxima figura-- en una situación muy difícil. Duran lleva meses aguantando estocadas y salidas de tono. La última, este mismo domingo cuando el candidato de CiU a la europeas, Ramon Tremosa, ha asegurado que, pese a la gran trayectoria de Duran, hoy en día la sociedad pide cambios y eso también afecta a la clase política.

¿Qué ha llevado a Duran a tomar la decisión ahora? Al parecer, la gota que ha colmado el vaso ha sido la negativa de Artur Mas de apoyar la sucesión del Rey Juan Carlos I. CiU ha decidido abstenerse en el trámite de la coronación de Felipe VI. Además, el President también ha hecho un feo a la corona al negarse en un principio a asistir a la ceremonia de proclamación del nuevo monarca. Finalmente, el líder del Ejecutivo catalán asistirá al acto.

Unió ha pedido calma. La vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, ha asegurado que aún no hay ninguna decisión tomada. “Es solo una reflexión que lleva tiempo haciendo”, ha dicho. Ortega ha reiterado el compromiso de Duran con la hoja de ruta de la Generalitat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad