CDC y Unió chocan por una campaña por el sí a la independencia

stop

HACIA EL 9N

Artur Mas y Josep Antoni Duran Lleida cuando aún eran socios.| EP

22 de septiembre de 2014 (17:51 CET)

Acelerar el ritmo y siguiendo la estela del President Artur Mas. Convergència quiere pactar con los partidos favorables al derecho a decidir una campaña por el sí a la independencia. Con Esquerra el acuerdo está cercano, pero el socio de la federación, Unió Demcoràtica, sigue demorando su decisión. Lo que pretende CDC es mantener la presión hasta el 9N, a la espera de que Artur Mas firme el decreto de convocatoria de la consulta.

Lo ha dejado claro la portavoz de CDC, Mercè Conesa, que se ha referido, de nuevo, a la experiencia escocesa. “Nos gustaría una campaña tipo Yes Scotland, una campaña unitaria por el 'sí' sería lo deseable”, ha asegurado.

A la espera de Mas

El problema, de nuevo, es que la voluntad de que se pueda convocar la consulta del 9N respondía al deseo “democrático” de poder votar sobre el futuro de Cataluña. Y hasta ese punto podían caminar juntos todos los partidos pro consulta. Pero una vez el President Mas firme el decreto de convocatoria, cada fuerza política deberá pronunciarse. Y en ese instante surgirán las diferencias.

"Seremos respetuosos respeto a lo que decida Unió y cualquier partido que quiere posicionarse en relación al 'sí-sí' va a ser bienvenido a una campaña que querríamos que fuera unitaria", ha afirmado Conesa.

Unió tiene problema. Las diferencias internas son importantes. El secretario general de Unió, Ramon Espadaler, ha dejado claro que la decisión de su partido no se tomará “para complacer a una u otra fuerza política”. Espadaler ha admitido que “existen diferencias sobre esa cuestión”, y el partido las quiere resolver a través de un congreso extraordinario una vez Mas convoque la consulta.

Diferencias en Unió

La dirección democristiana había especulado con no celebrar ese consejo extraordinario, al entender que, si finalmente el Constitucional suspendía cautelarmente la consulta, no era necesario pronunciarse. Pero, finalmente, se tomará una posición una vez Mas convoque el 9N, hasga lo que haga el Gobierno central.

En Unió no hay una mayoría clara en ningún sentido, ni a favor ni en contra de la independencia, aunque la cúpula, que dirige Josep Antoni Duran Lleida, se inclina por el 'no'. En la doble pregunta de la consulta, por tanto, Unió votaría a favor de la primera –quiere usted un estado-- y en la segunda parte –en caso de querer un estado, ¿desea que sea independiente?-- se centraría el debate, sobre el sí o el no.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad