CiU, sin complejos: mantiene a un imputado como alcalde en Torredembarra

stop

CORRUPCIÓN

14 de julio de 2014 (12:31 CET)

Sin complejos, y como un acto de protesta. CiU no quiere dejar la alcaldía de Torredembara, y presenta al concejal Pere Font, imputado por el caso Efial de presunta corrupción en el consistorio. El grupo de CiU en la localidad, por tanto, rechaza el acuerdo de la oposición, que había propuesto un equipo de gobierno sin la participación de concejales imputados.

Font será alcalde, por tanto, después de ser imputado por un presunto delito contra la administración pública. Junto a él han quedado también imputados seis concejales, cuatro de CiU, uno del PP y un independiente del GIT, además del ex alcalde Daniel Massagué, también de CiU, en prisión desde el 27 de junio.

Juicio político


¿Y qué reclamaba la oposición? Los seis concejales del PSC, ERC, y la Agrupació Democràtica Torrenca (ADT),firmaron un acuerdo por el que se proponía al socialista Enric Grangel como nuevo alcalde, para sustituir al imputado y encarcelado Massagué. Pero para poderlo hacer efectivo necesitaban el voto de tres concejales más, porque la mayoría absoluta se alcanza en Torredembarra con 9 concejales.

CiU se ha mantenido en sus trece. Y, con seis concejales, cuatro de ellos imputados, insiste en que sea Pere Font el nuevo alcalde. Lo ha hecho justo antes del pleno de este lunes, que iba a nombrar al socialista Grangel. Font ha asegurado que pedía el derecho de los imputados a formar gobierno “por confianza”. El concejal de CiU no ha eludido que su formación ha querido reaccionar de esa manera “en protesta por un juicio político”, al entender que no se puede establecer la conexión entre “imputado y condenado”.

El problema, como ha expuesto Grangel, es que el pleno debía ser responsable, porque en pocos días lo que podría suceder es que se acordara una moción de censura para cambiar, de nuevo, al alcalde.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad