La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una rueda de prensa. /EFE/QG

Ciudadanos y ERC hacen la pinza a Colau en las asociaciones de vecinos

stop

En el Raval, el barrio más conflictivo de Barcelona, se libra una batalla política por el control de sus asociaciones de vecinos

Barcelona, 03 de septiembre de 2019 (04:55 CET)

Ciudadanos y ERC se agazapan detrás de determinadas asociaciones vecinales de Barcelona para desgastar al gobierno de la alcaldesa Ada Colau. Eso mantienen los detractores de Tsunami Vecinal, una plataforma de entidades que ha convocado una manifestación para el 14 de septiembre en contra de la inseguridad ciudadana.

Desde asociaciones críticas con Tsunami, como las del barrio Gótico, Xarxa Raval o la misma Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), se la califica de plataforma “anti Colau”. Aseguran que sus posiciones están en sintonía con Cs y ERC, dos partidos de la oposición que, pese a su antagonismo, hacen la guerra a Colau cada uno por su cuenta.

Uno de los críticos, Ángel Cordero, portavoz de Acció Raval, apunta que Tsunami Vacinal es una plataforma impulsada por gremios de la hostelería y por representantes vecinales próximos a determinados partidos, en concreto Cs y ERC, aunque reconoce que no tiene “pruebas” de la participación directa de estas formaciones.

Cordero añade que Tsunami defiende un “discurso tremendista” sobre la inseguridad sin entrar en el fondo social del problema. Les recrimina que no hablen de la especulación, de los desahucios o de las desigualdades. Insiste en que la solución no puede ser solo policial.

Las voces de Tsunami

Como portavoces habituales de Tsunami aparecen Manuel Martínez, presidente de la Asociación de Vecinos de la Barceloneta; Eva Vila, de Fem Gòtic; o Miguel Nueva, miembro de la Asociación de Vecinos del Raval y presidente de Illa RPR (siglas que corresponden a las calles Robador, Picalquers y Roig, una zona en la que se registran numerosos enfrentamientos violentos).

A los dos primeros portavoces se les sitúa en la órbita republicana y al tercero, en la de Ciudadanos aunque no sean militantes de estos partidos. En declaraciones a El País después de las últimas municipales, Martínez calificó la victoria del republicano Ernest Maragall en la Barceloneta (ERC consiguió el 30,2% de los votos, su mejor resultado en Barcelona) como un “castigo” a Colau.

En el caso de Illa RPR, si a su presidente se le considera próximo a Cs, la portavoz de esta entidad, Laura de la Cruz, es consejera de distrito de ERC.

Batalla política en el Raval

La gran batalla por el control político de las asociaciones vecinales se dirime en el Raval, en otros tiempos llamado Barrio Chino, el más conflictivo de los cuatro barrios del distrito de Ciutat Vella. Cuando en junio del pasado año falleció Pep García, histórico presidente de la Asociación de Vecinos del Raval, próximo al PSC, se abrió una pugna por el control de la entidad.

Fuentes internas confirman que Ciudadanos “ha tomado posiciones” aunque el PSC “sigue fuerte” en la “vieja” Asociación de Vecinos del Raval. Hace unos meses nació una “nueva” asociación, Xarxa Veïnal del Raval, que preside Sonja Poehlmann. Esta última cobija a simpatizantes de los comuns y de otras formaciones de izquierda. Curiosamente, las dos forman parte de la FAVB, pero mientras la “antigua” apoya a Tsunami y participará en la manifestación del 14 de septiembre, la segunda se desmarca.

Otras pequeñas asociaciones del barrio también han tomado partido. Por ejemplo, Otro gato del Raval o NET Raval se han adherido a Tsunami, mientras que Acció Raval o Acció Riera Baixa son críticas con la plataforma.

Roldán y Arrimadas en el barrio Chino

Ciudadanos prepara un desembarco de dirigentes en el barrio para amplificar el debate público sobre la inseguridad. Este martes, la nueva líder del partido en Cataluña, Lorena Roldán, se reunirá con vecinos del Raval y, el miércoles, acompañada esta vez por Inés Arrimadas, mantendrá más contactos con sus colectivos y entidades.

El propio Albert Rivera anunció, antes de la reunión del comité permanente de CS que se celebró este lunes en Madrid, que presentarán una iniciativa parlamentaria para frenar “el repunte” de la inseguridad en Barcelona.

Roldán precisó a continuación que, en los próximos días, presentarán una propuesta para la reforma del Código Penal que acabe con la impunidad de los multireincidentes en los delitos de robos y hurtos.

Protesta en un distrito socialista

El gobierno municipal ha programado entre septiembre y octubre reuniones de los consejos de prevención y seguridad de todos los distritos de la ciudad. El primero será este miércoles en Nou Barris. Ya se ha convocado una protesta ciudadana en el barrio durante la reunión. No solo atacan a Colau, sino también a sus socios socialistas, que presiden este distrito.

Tsunami Vecinal niega cualquier vinculación política. Carmen Piera, otra de las portavoces de Tsunami y vicepresidenta de la Asociación de Vecinos de la Barceloneta, asegura que no tienen “ningún problema con la alcaldesa ni con ningún partido”. Asegura que son “apolíticos”, que son simples ciudadanos que se quejan de la inseguridad.

Piera celebra las medidas adoptadas por el Ayuntamiento y la Generalitat para incrementar la presencia policial, pero insiste en que son insuficientes: “van por el buen camino pero se quedan cortos”. Por este motivo, mantienen la manifestación del sábado 14 de septiembre, que confluirá en la plaza Sant Jaume.

Piera critica que los independentistas se hayan apropiado del nombre de su plataforma para lanzar Tsunami Democràtic. Se trata de una iniciativa para impulsar la desobediencia civil como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el juicio del ‘procés’. Cuenta con el apoyo de Quim Torra, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. “Eso no se hace, no pueden utilizar el nombre de tsunami”, se queja la dirigente vecinal.

La patronal Foment presenta sus propuestas

El presidente de la patronal catalana Foment del Treball, Josep Sánchez-Llibre, presentará este martes un documento de propuestas para mejorar la seguridad.

Una de las medidas es conseguir que los delincuentes multireincidentes acaben en la cárcel. Precisamente, Sánchez Llibre se reunió con el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, y con el teniente de alcalde de seguridad de Barcelona, Albert Batlle, ambos del PSC-Units per Avançar, para hacer un “frente común”.

Por su parte, en declaraciones a TV3, Colau acusó al consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, de olvidarse de  los problemas de Barcelona hasta este verano. También denunció una supuesta “campaña de acoso político”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad