Albert Rivera durante la valoración electoral del partido la noche del 10-N, en Madrid. Foto: EFE/Mariscal

Albert Rivera gana tiempo tras la hecatombe de Ciudadanos

stop

Rivera se resiste a dimitir. Anuncia un congreso extraordinario de Ciudadanos para decidir el futuro del partido pero no concreta si se presentará

Barcelona, 10 de noviembre de 2019 (23:57 CET)

Albert Rivera sufrió este domingo una hecatombe sin matices. Él mismo admitió "sin paliativos" los resultados, pero se resistió a anunciar su dimisión y, de hecho, optó por ganar tiempo asegurando que el futuro de Ciudadanos lo decidirá "los militantes" en un congreso extraordinario. Este mismo lunes, la ejecutiva de Ciudadanos procederá a la convocatoria de este cónclave y analizará los próximos pasos que debe seguir el partido.

Rivera reconoció "el mal resultado sin excusas", aseguró que su intención es asumir "todas las responsabilidades" pero en ningún momento ofreció su dimisión a pesar de querer distinguirse de otros líderes políticos que no hacen lo mismo.

El batacazo de Ciudadanos apenas tiene precedentes, acaso el de la UDC. Ciudadanos perdió votos por cientos de miles. 2,6 millones de españoles retiraron su confianza a la formación naranja apenas seis meses después de obtener los mejores resultados de su historia.

Ni las encuestas pronosticaban semejante derrota. El partido perdió la condición de tercera fuerza política cayendo hasta la sexta posición de los partidos, por debajo ya no solo de PSOE y PP, sino de VoxUnidas Podemos y ERC, y dejando 47 escaños por el camino. 

Las propuestas que hacía Ciudadanos en campaña eran un cambio de estrategia en el Gobierno y el desbloqueo gracias a un acuerdo con el PP o con el PSOE, además de grandes reformas económicas.

¿Relevo de Rivera en Ciudadanos? Los favoritos

El desastroso resultado obtenido por Rivera abrirá, inevitablemente, maniobras sucesorias con dos nombres muy claros: el de Inés Arrimadas (fiel al líder) y el de Luis Garicano (su crítico más destacado). Pero el líder de Ciudadanos intenta, de momento, ganar tiempo y digerir un resultado calamitoso a lo largo y ancho de España.

Ahora, solamente cuatro comunidades han escogido diputados de Ciudadanos: Andalucía, donde ha pasado de tener 11 diputados a tener 3; Cataluña, donde han pasado de 5 a 2 representantes; Madrid donde en abril había llegado a conseguir hasta 8 diputados y que ahora solo le quedan 3; y Valencia, donde pasa de los 6 escaños a los 2 diputados.

Las comunidades en las que ha perdido la representación que ganó en los pasados comicios son: Aragón (3), las islas Canarias (2), Cantabria (1), Castilla La Mancha (4), Castilla y León (8), Extremadura (2), Galicia (2), Islas Baleares (1), La Rioja (1), Asturias (1), Murcia (2). Se mantiene igual en las ciudades de Ceuta, Melilla y en la comunidad autónoma del País Vasco.

Los 10 diputados que ha conseguido el partido de Rivera en los segundos comicios nacionales del año también representan su peor resultado desde su salto a la política nacional en los últimos años, marcado por una potente campaña en diciembre de 2015 con la que logró 40 escaños. No obstante, la repetición electoral tampoco fue úlil para Ciudadanos entonces, pues en los comicios de junio de 2016 su representación se contrajo hasta los 32 parlamentarios.

El auge de Vox a costa de la caída de Ciudadanos

El veto a Pedro Sánchez con el que Ciudadanos afrontó el 28-A ha costado caro a Ciudadanos, que ha perdido ahora su oportunidad de desbloquear el escenario político. La formación naranja ha conseguido este 10-N su peor resultado desde 2008, cuando optó a sus primeras elecciones generales sin cosechar siquiera escaño.

El partido que se ha beneficiado de este debacle ha sido Vox, que le ha robado la tercera posición pasando de los 24 escaños a los 52, siendo la fuerza política que más ha crecido en las elecciones. Ahora se entiende este fracaso como una posible puerta de salida para Rivera, que ha presidido la formación de centroderecha desde sus orígenes, hace más de 13 años. 

Además, la mitad de la cúpula se queda fuera del Congreso y el núcleo de decisión, empezando por el secretario general, José Manuel Villegas. También pierden su escaño el secretario de Organización, Fran Hervías, el secretario de Acción Institucional, José María Espejo, el secretario general del grupo parlamentario, Miguel Gutiérrez, la portavoz adjunta, Melisa Rodríguez, y el exportavoz en el Congreso Juan Carlos Girauta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad