Ciudadanos se plantea apoyar a Susana Díaz sin entrar en el Gobierno andaluz

stop

ELECCIONES ANDALUZAS

Albert Rivera y el candidato a la Junta, Juan Marín, en Sevilla

Barcelona, 16 de marzo de 2015 (22:29 CET)

Ciudadanos, la formación que lidera Albert Rivera, es muy consciente de que lo que pase este domingo en Andalucía tendrá una lectura en todo el territorio español. En los últimos días, ha comprobado un apoyo de los andaluces que va a más, lo que deja la sensación en Ciudadanos de que con una campaña electoral más larga, los resultados serían mejores.

Pero la entrada en el Parlamento andaluz parece asegurada, y, en función del porcentaje final, Ciudadanos podría ser la llave para que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, revalide el cargo.

En toda la campaña, Díaz se ha ahorrado las críticas a Ciudadanos. La candidata socialista sabe que le podrían faltar algo más de diez diputados para obtener la mayoría absoluta. Y aquí aparece Ciudadanos, que con entre un 8% y un 11% de apoyo electoral, podría obtener los diez u once diputados necesarios.

Nadie quiere cometer errores

El problema para todos los candidatos en Andalucía es que las elecciones se han convertido en un gran laboratorio de lo que sucederá en las municipales y autonómicas del 24 de mayo y en las generales de finales de año. Y nadie quiere cometer errores.


El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró este lunes en un encuentro con empresarios y personalidades de la sociedad civil andaluza que su partido "no es solo un partido político, sino que es un proyecto ilusionante, para toda España, que viene a cambiarlo todo". Por ello, Rivera aseguró que no llegará a acuerdos si no se produce "un cambio drástico en las políticas de Andalucía".

Sin embargo, la dirección de Ciudadanos tiene claro que lo que haga en Andalucía "respetará el voto de los andaluces, y será algo propio para la comunidad". Es decir, Ciudadanos "no quiere especular, esperando a ver lo que pase en el resto de España", según las mismas fuentes del partido.

Sin especular con el resto de España

Ello se traduce en que si Susana Díaz se interesa por los diputados de Ciudadanos, y se llega a un acuerdo, el partido la apoyará, sin entrar en el Gobierno, "en ningún caso", pero garantizando su estabilidad, según fuentes de la dirección. Ello al margen de las expectativas que pueda tener Ciudadanos en el resto de España.

Esa cuestión es determinante, porque puede ser utilizada por el PP, que quiere arrinconar a Ciudadanos como un partido inclinado hacia el PSOE. Sin embargo, la base electoral de la que se alimenta Ciudadanos en toda España, según marcan las encuestas, es de ex votantes del PP.


Impulsar medidas de cambio

Ciudadanos desea llegar a acuerdos con quien desee impulsar políticas de cambio, y entiende que podría hacerlo con los dos partidos hasta ahora mayoritarios, en función de las necesidades de cada territorio.

El candidato de Ciudadanos a la Junta de Andalucía, Juan Marín, señaló que el objetivo es el de "realizar el cambio sensato y estable que necesita Andalucía". Según Marín, que gobierna en Sanlúcar de Barrameda con un pacto con el PSOE, "Andalucía necesita un cambio profundo no sólo de un partido en el Gobierno, sino de cambios que realmente permitan recuperar la confianza de los ciudadanos".

El riesgo para Ciudadanos es que, ahora, podría apuntalar a Díaz en una comunidad que gobierna el PSOE desde la recuperación de la democracia. Los andaluces decidirán el domingo, pero con todos los españoles pendientes de ello.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad