Ciutadans se acerca al PSC para manifestarse el 6-D

stop

TRAS EL DIA DE LA HISPANIDAD

Los concentrados el 12-O en la Plaza Catalunya./EFE/Marta Pérez

14 de octubre de 2013 (21:18 CET)

La manifestación del 12 de Octubre, el día de la Hispanidad, ha movilizado a un polo de la sociedad catalana que no desea la independencia de Catalunya, y que se identifica tanto con España como con la comunidad autónoma. En la Plaza Catalunya, donde se concentraron, había personas con distintas ideologías, pero entre ellas no estaba la dirección del PSC. El día de la Hispanidad, aunque han pasado ya 35 años de democracia, tienen connotaciones muy diversas, pero ninguna de ellas engarza con el catalanismo que siempre ha defendido el PSC.

Ciutadans y el PP, los partidos que capitalizaron la jornada del pasado sábado, eran conscientes de ello. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, aseguró que era plenamente consciente de la simbología española que representa el 12-0, y por ello convocaron a sus militantes. Pero tanto Ciutadans como el PP saben que necesitan más apoyos para constituir, realmente, un polo en contra de la independencia. Y el PSC debe ser, a su juicio, ese socio posible.

Contactos entre partidos

Para ello Ciutadans, en boca de su líder Albert Rivera, desea movilizarse también el 6 de diciembre, día de la Constitución. El llamado “patriotismo constitucional”, que defendiera hace unos años el filósofo alemán Habermas, no mueve tantas pasiones, pero puede unir diferentes sensibilidades. Fuentes de la dirección del PSC aseguran que establecerán "los pasos necesarios" para organizar esa movilización del 6-D, defendiendo la reforma federal de la Carta Magna.

Fuentes de Ciutadans, por su parte, aseguran que ya han iniciado los contactos para que el 6 de diciembre pueda ser un éxito de convocatoria, a la que se añadiría, también, el PP.

Lo ocurrido el 12 de octubre deja claro, pese a las modestas cifras si se compara con la Via Catalana de la Diada del 11 de septiembre, que existe un polo organizado, que Ciutadans y PP han conseguido “despertar” a una parte de la sociedad catalana.

Problema real

Y, de hecho, aunque lo valoren como un acto positivo, en realidad se analiza, principalmente desde Ciutadans, como algo agridulce, porque evidencia que el debate está en la calle, que existe, y que exige una salida política con cierta urgencia, reflejando que ya es un problema real entre la sociedad catalana.

También lo ve con esa óptica el Govern de CiU. Tanto Francesc Homs, el conseller de Presidència, como el President Artur Mas, valoran de forma positiva la manifestación del 12-0. Primero, por el carácter cívico, y, después, por manifestar que todos esos apoyos ciudadanos, en un sentido u en otro, deben poder traducirse en votos en las urnas.

Mas, precisamente, aseguró, en una conparecencia de prensa en el Palau de la Generalitat, que “es más fácil contar votos, que manifestantes”, y reivindicó, de nuevo, el referéndum de autodeterminación para 2014.

Oportunidad para el PSC

El PSC, sin embargo, sigue atrapado. Porque nunca ha acabado de ver claro ese “derecho a decidir” que defiende CiU y ERC. En realidad se trata de un referéndum de autodeterminación, y los socialistas piden una reforma de la Constitución, en clave federal, que se someta, posteriormente, a un referéndum.

La manifestación del 6 de diciembre, si acaba fructificando, puede ser una oportunidad para el PSC en su intento de ofrecer a la ciudadanía un proyecto propio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad